Declaración de asistencia financiera

St. Jude Children’s Research Hospital es un centro de investigación científica y tratamiento dedicado a desarrollar curas para cánceres pediátricos y otras enfermedades catastróficas de la infancia. Casi todos los pacientes que son aceptados para recibir tratamiento en St. Jude se inscriben en estudios de investigación, con base en derivaciones de sus médicos locales y de acuerdo con la política de aceptación de pacientes de St. Jude. Tratar pacientes en estudios de investigación basados en la investigación de laboratorio ha dado como resultado un progreso importante para tratar en St. Jude los cánceres de la infancia y otras enfermedades que ponen en riesgo la vida de los niños. St. Jude comparte todos sus descubrimientos libremente con el mundo.

Todos los pacientes aceptados para recibir tratamiento en St. Jude reciben atención ya sea que ellos o sus familias puedan o no pagar por ella. St. Jude tiene un sistema de facturación, pero los pacientes no reciben facturas. Si el paciente tiene seguro, St. Jude factura al plan de seguro o a otra organización que pague los costos de salud.

Facturar a los seguros los costos que se adeudarían en cualquier otro hospital permite que St. Jude siga haciendo algunas de las investigaciones más avanzadas en el mundo. También permite que St. Jude pague los tratamientos, copagos, deducibles, coseguros y cualquier otro costo que su seguro no cubra.

Las donaciones a St. Jude también nos permiten cubrir estos costos y seguir realizando investigaciones. Tener los costos cubiertos por el seguro y los generosos donantes permite que los investigadores de St. Jude hagan avances importantes para curar los cánceres infantiles y otras enfermedades que ponen en riesgo la vida. Esto ayuda a asegurar de que ningún paciente ni ningún familiar de pacientes reciban jamás una factura de St. Jude

Algunos pacientes de St. Jude se van a su hogar en un área con un hospital o clínica afiliada a St. Jude. Si St. Jude autoriza la atención por adelantado (antes de que su hijo la reciba), el afiliado la proporciona y el pago sigue las políticas de St. Jude, usted no deberá pagar nunca. Esto es así incluso si los costos de los servicios cuestan más que lo que cubre su seguro. Sin embargo, St. Jude le pedirá al proveedor de atención afiliado que facture a su seguro. Si su seguro no paga o si no tiene seguro, todos los costos de los tratamientos están cubiertos. La atención solo estará cubierta si St. Jude la autoriza por adelantado (antes de que su hijo la reciba).

Todos los pacientes de St. Jude califican automáticamente para esta ayuda económica. La política de asistencia financiera de St. Jude, esta declaración de asistencia financiera y las traducciones de la política y la declaración de asistencia financiera están disponibles en www.stjude.org/legal/financial-assistance-policy.html.

St. Jude no intenta cobrar las cuentas impagas de ningún paciente o familiar de paciente. Todos los servicios proporcionados por St. Jude y todos los departamentos y divisiones de St. Jude que proporcionan servicios a los pacientes siguen esta política de asistencia financiera.

*Todos los hospitales de Estados Unidos deben tener una Declaración de asistencia financiera y compartirla con el público. Esto es parte de la ley estadounidense llamada Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible (PPACA, por su sigla en inglés).