St. Jude logra nuevamente la más alta calificación del Instituto Nacional del Cáncer durante la renovación de la subvención del Centro oncológico

Memphis, Tennessee, 22 de agosto de 2018

Aerial exterial St. Jude campus

Por segunda vez consecutiva, el Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) otorgó a St. Jude Children’s Research Hospital la calificación de “excepcional” la más alta posible, y el mejor puntaje en la historia del hospital durante la renovación de la subvención de 30 millones de dólares para el Centro oncológico integral del hospital.

St. Jude es el primer y único Centro oncológico integral designado por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) exclusivamente dedicado a los niños. La designación y los fondos de subvención que la acompañan deben renovarse cada cinco años; St. Jude obtuvo una calificación de “excepcional” en 2013. St. Jude posee la designación de Centro oncológico del NCI desde 1977 y alcanzó el estado de centro oncológico integral por primera vez en 2008.

“Cada cinco años, el NCI lleva a cabo una inspección en St. Jude para asegurarse de que estemos haciendo lo mejor que podemos y que llevemos adelante la investigación más innovadora”, nos comenta Charles Roberts, M.D., Ph.D., vicepresidente ejecutivo de St. Jude y director del Centro oncológico. “La obtención de la calificación de "excepcional" refleja el crecimiento constante de la valoración de St. Jude como una de las instituciones de investigación oncológica más importantes del mundo”.

Un centro oncológico integral debe contar con una cartera profunda y amplia, basada en la investigación, que abarque desde el laboratorio hasta la clínica, además de incluir ciencia basada en la población. Además, el centro debe involucrarse activamente en educación y extensión oncológica tanto a nivel profesional como a nivel público.

En St. Jude, el Centro oncológico integral está organizado en cinco programas interdisciplinarios e y de varios departamentos alineados con enfermedades específicas y conceptos de investigación: el Programa de tumores sólidos y biología del desarrollo, el Programa de tumores cerebrales y neurobiología, el Programa de neoplasias hematológicas, el Programa de control oncológico y supervivencia y el Programa de biología oncológica. Nueve recursos compartidos centralizados con instalaciones bien equipadas respaldan al diseño, la implementación, el análisis, la interpretación y el informe de las investigaciones.

“Nuestro centro es el corazón de nuestra visión de investigación oncológica en St. Jude, abarcando esfuerzos desde los laboratorios hasta los ensayos clínicos para nuestros pacientes”, nos dijo Roberts. “También trabajamos en colaboración con investigadores e instituciones de todo el país y procuramos ayudar tanto a la comunidad local como a los niños que luchan contra el cáncer en todos lados”.

James Downing, M.D., presidente y CEO de St. Jude, dijo que el Centro oncológico es un motivo de orgullo especial para St. Jude.

“Nuestro Centro oncológico vincula a todos los esfuerzos de investigación de St. Jude, desde el laboratorio hasta la clínica, además de trabajar para ayudar a nuestra comunidad y formar a la próxima generación de investigadores oncológicos”, dijo Downing. “Estoy sumamente orgulloso del equipo de nuestro Centro oncológico por sus contribuciones a la misión de St. Jude de encontrar curas y salvar niños”.

St. Jude Children's Research Hospital

St. Jude Children’s Research Hospital está liderando la manera en la que el mundo comprende, trata y cura el cáncer infantil y otras enfermedades que ponen en peligro la vida. Es el único Centro Integral para el Cáncer designado por el Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute, NCI) exclusivamente dedicado a los niños. Los tratamientos desarrollados en St. Jude han ayudado a subir el índice de supervivencia general del cáncer infantil desde un 20 a un 80 por ciento desde que se inauguró el hospital hace más de 50 años. St. Jude comparte libremente los avances que logra, y cada niño salvado en St. Jude significa que los médicos y científicos de todo el mundo pueden usar ese conocimiento para salvar a miles de niños más. Las familias nunca reciben una factura de St. Jude por tratamiento, traslados, alojamiento ni alimentos, porque de lo único que debe preocuparse una familia es de ayudar a su hijo a vivir. Para conocer más, visite stjude.org o siga a St. Jude en las redes sociales: @stjuderesearch.