¿Muy viejo para aprender un nuevo idioma? Tal vez no, según una nueva investigación

Memphis, Tennessee, 29 de junio de 2017

Noah Roy, Ph.D., y Jay Blundon, Ph.D.

(desde la izquierda) Noah Roy, PhD, adjunto de investigación posdoctorado en el laboratorio del Dr. Zakharenko y primer autor Jay Blundon, PhD, científico adjunto en el laboratorio del Dr. Zakharenko.

Imagínese poder aprender un nuevo idioma como lo hace un niño. ¿Y aprender a tocar un instrumento musical? Los científicos de St. Jude Children’s Research Hospital descubrieron cómo eso podría ser posible algún día.

El enfoque implica limitar la actividad de un mensajero químico en una parte clave del cerebro. Ese mensajero es la adenosina. Cuando los investigadores redujeron o limitaron la actividad de la adenosina en una determinada región del cerebro, los ratones pudieron aprender sonidos en una edad más avanzada.

“Los hallazgos brindan una estrategia prometedora para ampliar la misma ventana de aprendizaje auditivo en humanos”, afirma el Stanislav Zakharenko, MD, PhD, del Departamento de Neurobiología del Desarrollo de St. Jude. Esa estrategia podría implicar el desarrollo de fármacos para bloquear la actividad de la adenosina.

La investigación se publicó en la revista Science.

Actividad neuronal en la corteza auditiva

Este video captura la actividad de las neuronas en la corteza auditiva de ratones despiertos que escuchaban la reproducción de tonos. Cada ráfaga de luz representa la actividad de la neurona. Los científicos utilizaron un microscopio especial de dos fotones para exhibir la actividad de estas neuronas, que están a casi 0,5 milímetros de profundidad en el cerebro.