Los sobrevivientes de cáncer de huesos en la infancia corren riesgo de sufrir problemas de aprendizaje y memoria

Memphis, Tennessee, 23 de diciembre de 2015

Kevin Krull, PhD

Kevin Krull, PhD, del Departamento de Epidemiología y Control del Cáncer de St. Jude

Los sobrevivientes adultos del cáncer de huesos llamado osteosarcoma tienen otro motivo para mantener la salud del corazón. La investigación del estudio de Cohorte de por vida de St. Jude (LIFE de St. Jude) descubrió que tienen un riesgo más alto de padecer problemas de aprendizaje y memoria. Los problemas también afectan destrezas tales como la lectura, la atención y la velocidad de procesamiento. Los problemas podrían reducir las probabilidades de obtener un diploma universitario o conservar un trabajo a tiempo completo.

El riesgo se relaciona, en parte, con afecciones cardíacas crónicas y otras afecciones de salud.

El estudio incluyó 80 sobrevivientes de osteosarcoma de St. Jude y 39 voluntarios de la comunidad. El sobreviviente promedio tenía casi 39 años y habían transcurrido cerca de 25 años desde su diagnóstico. Los sobrevivientes participan en el LIFE de St. Jude. Este estudio en curso los hizo volver al campus para someterse a evaluaciones médicas y otras pruebas. El LIFE de St. Jude tiene como objetivo ayudar a los médicos a entender los efectos a largo plazo del cáncer infantil y su tratamiento.

“Los avances en el tratamiento han ayudado a aumentar el porcentaje de supervivencia a largo plazo de los pacientes con osteosarcoma pediátrico del 20 % en la década del 70 a alrededor del 70 % hoy”, dijo Kevin Krull, PhD, del Departamento de Epidemiología y Control del Cáncer de St. Jude. “Pero hasta ahora, poco se sabía acerca del funcionamiento cognitivo de los sobrevivientes adultos o de su calidad de vida”.

“Los hallazgos resaltan la necesidad de un control precoz y continuado de los sobrevivientes, en particular de su salud cardíaca y el funcionamiento neurocognitivo”, manifestó.

El estudio apareció en la revista JAMA Oncology.

Más información