Alteraciones genéticas guían el tratamiento de leucemia de alto riesgo

Memphis, Tennessee, 23 de enero de 2017

Dra. Tanja A. Gruber, PhD

Dra. Tanja A. Gruber, PhD, miembro asociada del Departamento de Oncología, con un paciente de St. Jude diagnosticado con Leucemia Megacarioblástica Aguda (Acute megakaryoblastic leukemia, AMKL).

Algunos niños con leucemia aún enfrentan difíciles posibilidades de curarse. De hecho, para algunos niños con una forma de alto riesgo llamada Leucemia Megacarioblástica Aguda (Acute megakaryoblastic leukemia, AMKL) los índices de supervivencia son solo del 14 a 34 %.

Los investigadores han encontrado recientemente tres cambios genéticos que pueden ayudar a identificar a los pacientes con AMKL que tienen más probabilidad de beneficiarse del trasplante de células madre sanguíneas. St. Jude Children’s Research Hospital lideró la iniciativa internacional.

El estudio ha sido hasta ahora el más grande en buscar el genoma humano respecto de los cambios genéticos que causan AMKL. El estudio incluyó 89 pacientes con AMKL sin Síndrome de Down que fueron tratados en centros médicos de Estados Unidos, Europa y Asia.

En función de los hallazgos, los investigadores sugieren realizarles pruebas a todos los nuevos pacientes pediátricos con AMKL para detectar los cambios genéticos. St. Jude ha adoptado las recomendaciones.

“Estas alteraciones genéticas mejorarán las terapias personalizadas ayudándonos a identificar mejor qué pacientes necesitan someterse a un alotrasplante de células madre en la primera remisión y cuáles no”, dijo la Dra. Tanja  Gruber, PhD, del Departamento de Oncología de St. Jude.

La investigación apareció en la revista científica Nature Genetics.

Lea el boletín informativo (en inglés).