La posibilidad de ganar módicas recompensas puede ayudar a que los niños se muevan

Memphis, TN, 12 de febrero de 2018

Carrie Howell, PhD

Carrie Howell, PhD, fotografiada con el juego que incentivó el ejercicio para los sobrevivientes de cáncer pediátrico.

Un “juego” en línea que recompensa a los jugadores por su actividad física puede ayudar a motivar a los jóvenes sobrevivientes de cáncer a ser más activos. Eso es fundamental, ya que tienen más posibilidad que sus pares de tener sobrepeso y no ser físicamente activos. Esa combinación amenaza su salud y bienestar.

Noventa y siete sobrevivientes de cáncer de St. Jude Children’s Research Hospital participaron en un estudio piloto de seis meses. Todos los que participaron en el estudio recibieron monitores de actividad y educación acerca de la actividad física.

El ejercicio semanal promedio aumentó levemente para aquellos que podían ganar adhesivos, camisetas, tarjetas de regalo y otras recompensas por aumentar sus niveles de actividad. Esos sobrevivientes reportaron una mejor calidad de vida. Ellos también mostraron pequeñas mejoras en aptitud física y cognición.

Pero la actividad física disminuyó entre aquellos que no tenían posibilidad de ganar recompensas.

“Los sobrevivientes en este estudio tenían entre 11 y 14 años de edad. Esa es una edad clave para desarrollar buenos hábitos de salud”, dijo Carrie Howell, PhD, Epidemiología y Control del Cáncer de St. Jude. “Sabemos por investigaciones anteriores que los sobrevivientes adolescentes necesitan aumentar su actividad física cuando salen del tratamiento.

Estábamos buscando formas participativas y creativas de motivarlos para que hagan algo para aumentar sus frecuencias cardíacas. En función de esos primeros resultados, tal vez hemos encontrado un método”, dijo. Howell habló sobre los hallazgos en el Simposio sobre sobrevivencia al cáncer en Orlando, Florida.

Los investigadores de St. Jude ahora están evaluando el método en un estudio nacional más grande. Implica la participación de niños y adolescentes que completaron el tratamiento de leucemia linfoblástica aguda (acute lymphoblastic leukemia, ALL). Lea más sobre el estudio.