El estudio de sobrevivientes de cáncer infantil muestra que una reducción de la radioterapia provoca una disminución en los cánceres secundarios

Memphis, Tennessee, 28 de febrero de 2017

Greg Armstrong, MD, del Departamento de Epidemiología y Control del Cáncer de St. Jude, es el investigador principal del Estudio de Sobrevivientes de Cáncer Infantil.

Greg Armstrong, MD, del Departamento de Epidemiología y Control del Cáncer de St. Jude, es el investigador principal del Estudio de Sobrevivientes de Cáncer Infantil

Los sobrevivientes de cáncer infantil están viviendo más tiempo. Ahora la investigación muestra que también tienen menos probabilidades de desarrollar cánceres secundarios cuando aún son jóvenes. El descenso sucede después de una fuerte disminución en el uso de radioterapia para el tratamiento de cánceres infantiles. La investigación se publica en línea en la edición del 28 de febrero de la Journal of the American Medical Association.

Entre los años 1970 y 1990, el porcentaje de los pacientes con cánceres infantiles tratados con radiación bajó de 77 a 33 %. La dosis de radiación promedio también disminuyó. La probabilidad para ellos de tener cánceres secundarios durante los 15 años posteriores al primero también disminuyó.

El estudio incluyó 23603 sobrevivientes a los cinco años del Estudio de Sobrevivientes de Cáncer Infantil. Los sobrevivientes fueron tratados en 27 centros médicos en Estados Unidos y Canadá. El estudio financiado por el Instituto Nacional del Cáncer se realiza en St. Jude Children’s Research Hospital. Gregory Armstrong, MD, del Departamento de Epidemiología y Control del Cáncer de St. Jude, es el investigador principal del estudio.

“El efecto tardío más preocupante del tratamiento de cáncer infantil es un segundo cáncer”, manifestó. “Este estudio muestra que los esfuerzos para disminuir los efectos tardíos de los tratamientos están dando resultados”.

“El riesgo de cánceres secundarios para los sobrevivientes aumenta con la edad, de modo que es bueno ver la disminución del riesgo de aparición temprana de segundos cánceres en la supervivencia mientras los sobrevivientes aún son jóvenes”.