Ir a la escuela con medicamentos

Going to school with medicines

Ya llega el otoño y hay que volver a la escuela. Aquí tenemos algunos consejos prácticos para recordar, si su niño vuelve a la escuela, o es la primera vez que asiste:

  • Mantenga un buen registro de la historia clínica de su niño. Asegúrese de incluir todo desde las vacunas a las alergias a los medicamentos o sus efectos secundarios. Actualice los registros cada 6 a 12 meses.
  • Déle a la enfermera escolar o al encargado del cuidado de los niños los nombres y los números de teléfono.
  • Si su niño tiene que tomar un medicamento mientras está en la escuela o en la guardería, usted tendrá que completar y firmar un “Formulario de permiso para medicamentos”. Este formulario debe incluir la infor­mación sobre cómo y cuándo se debe administrar el medicamento.
  • Mantenga siempre los medicamentos en sus envases originales que los niños no puedan abrir. Usted puede pedir en la farmacia que dividan el medicamento en dos envases si su niño necesita uno para la escuela y otro para la casa.

Como padre, usted es el que debe asegurarse de que su niño reciba el medicamento en las cantidades y horas debidas. Para esto, deberá darle instrucciones claras a la enfermera escolar o al encargado del cuidado de niños si es que su niño tiene que tomar un medicamento mientras está en la escuela.

Para más información sobre la forma de enviar los medicamentos a la escuela, le pedimos que consulte con el médico de su niño, la enfermera o el farmacéutico.

Shane Cross, Doctorado en Farmacia, Servicios Farmaceúticos

Adaptado del boletín St. Jude para los Padres