Trombocitopenia

También llamada: bajo recuento de plaquetas

¿Qué es la trombocitopenia?

El cuerpo contiene tres tipos de células sanguíneas:

  • Glóbulos rojos, que transportan oxígeno a otras partes del cuerpo
  • Los glóbulos blancos, que combaten infecciones
  • Plaquetas (trombocitos), que se unen en el lugar de una lesión para evitar pérdidas de sangre; ese proceso se conoce como coagulación

Las plaquetas viven unos 10 días, por lo que su cuerpo siempre está produciendo nuevas.

Un recuento de plaquetas inferior a lo normal se llama trombocitopenia. Por lo general, su causa es un trastorno subyacente. La trombocitopenia puede ocurrir por dos motivos:

  • La médula ósea (donde se producen todas las células sanguíneas) no elabora suficientes plaquetas. Esto puede deberse a síndromes de fallo de la médula ósea o a una leucemia. Algunos fármacos, como los medicamentos de quimioterapia, también pueden impedir que la médula ósea elabore plaquetas suficientes.
  • Las plaquetas se descomponen más rápidamente de lo habitual en el torrente sanguíneo o en el bazo. Esto puede ser causado por afecciones tales como un bazo inflamado (hiperesplenismo), trombocitopenia inmune (TPI), púrpura trombocitopénica trombótica (PTT), ciertos trastornos autoinmunes o una infección bacteriana en la sangre. El embarazo también puede causar una trombocitopenia leve.

La trombocitopenia puede ser grave y requerir de tratamiento urgente por sangrados, o ser menor y causar pocos problemas.

¿Qué tan común es la trombocitopenia?

Debido a sus muchas causas posibles, la trombocitopenia es una afección bastante común. No obstante, no hay cifras disponibles que permitan rastrear exactamente con qué frecuencia ocurre.

¿Cuáles son los signos y síntoma de la trombocitopenia?

Los signos y síntomas de la trombocitopenia dependerán de su gravedad, pero suelen incluir lo siguiente:

  • Moretones.
  • Sangrado abundante o continuo de cortes u otras heridas
  • Sangrado de la nariz o las encías
  • Sangrado abundante después de trabajos dentales
  • Menstruaciones muy abundantes
  • Puntos rojos del tamaño de la punta de un alfiler sobre la piel, a menudo en el sitio del trauma local o la lesión.

Si estos síntomas le preocupan, o si no desaparecen, solicite atención médica.

Obtenga atención médica inmediatamente ante cualquier sangrado grave que no se detenga ni siquiera luego de haber aplicado presión sobre la zona.

¿Cómo se trata la trombocitopenia?

La gravedad y la causa de la trombocitopenia determinan su tratamiento. Primero se debe definir la causa. Esto se puede hacer de varias maneras:

  • Examen físico
  • Hemograma completo (CBC, por sus siglas en inglés), que mostrará el recuento de plaquetas
  • Observación de las plaquetas bajo el microscopio
  • Un análisis de médula ósea

La trombocitopenia leve probablemente no requiera de ningún tratamiento, en especial si su causa es el embarazo. Si así fuera, suele desaparecer después del parto.

Las causas graves de trombocitopenia probablemente necesiten alguna de las siguientes opciones de tratamiento:

  • Tratamiento de la afección subyacente. Una vez tratada la causa, probablemente la trombocitopenia se resuelva por sí sola. Por ejemplo, si el bajo recuento de plaquetas es causado por un efecto secundario de un medicamento, dejar de tomar ese medicamento podría resolver el problema.
  • Transfusiones. Sustituyen las plaquetas perdidas con otras nuevas. Estas plaquetas donadas se administran al paciente por vía intravenosa.
  • Tratamiento con esteroides o inmunoglobulina. Si la trombocitopenia es causada por una reacción autoinmune, es posible que el médico recete medicamentos para detener los anticuerpos que están atacando las plaquetas.
  • Extirpación del bazo (esplenectomía). En casos excepcionales, este tratamiento podría ser necesario si el bazo estuviera atrapando demasiadas plaquetas e impidiéndoles circular en el torrente sanguíneo.

¿Cuáles son los índices de supervivencia en los casos de trombocitopenia?

La trombocitopenia no suele ser potencialmente mortal en sí misma, pero su afección subyacente podría serlo. Los índices de supervivencia dependen de la causa de la trombocitopenia

¿Por qué elegir St. Jude para el tratamiento de la trombocitopenia de su hijo?

  • La proporción entre enfermeros y pacientes en St. Jude es incomparable: un promedio de 1 por cada 3 en hematología y oncología, y 1 para cada paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos.
  • St. Jude participa en Consorcios norteamericanos sobre fallas de la médula ósea y TPI y lleva a cabo investigaciones en estas áreas.Text

El sitio web de St. Jude está diseñado con fines educativos solamente y no intenta proporcionar asesoramiento médico ni servicios profesionales. La información proporcionada a través de este sitio no debería usarse para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad. Esto no es un sustituto de la atención profesional. Si tiene o sospecha que podría tener un problema de salud, debe consultar a su proveedor de atención médica.