Sarcoma sinovial

También llamada: sarcoma de tejido blando

¿Qué es el sarcoma sinovial?

El sarcoma sinovial es una clase de sarcoma de tejidos blandos que constituye un tipo de cáncer que surge de los tejidos blandos cercanos a las articulaciones, pero a veces se puede desarrollar en los riñones y en los pulmones.

Pese a su nombre y su ubicación cerca de las articulaciones, el sarcoma sinovial no surge del tejido sinovial mismo (el tejido que forma el revestimiento de la articulación). Los investigadores no saben qué tipo de células es el que se desarrolla para formar este cáncer.

El sarcoma sinovial es un tumor muy raro que se observa con más frecuencia en personas jóvenes, generalmente menores de 30. El sarcoma sinovial no tiene factores de riesgo conocidos, pero la genética podría tener algo que ver en su crecimiento.

¿Qué tan común es el sarcoma sinovial?

Los sarcomas de tejidos blandos son raros. Representan menos del 1% del total de tumores malignos. El sarcoma sinovial es aún menos común. Ocurre sólo en 1 a 3 personas por millón. Cada año se diagnostican en EE. UU. unos 800 casos nuevos de sarcoma sinovial. 

El sarcoma sinovial es un poco más común en varones. Ocurre en alrededor de 12 varones por cada 10 mujeres con ese cáncer. 

¿Cuáles son los signos y síntoma del sarcoma sinovial?

Un tumor de sarcoma sinovial suele crecer lentamente y tal vez no se perciba durante mucho tiempo antes de que cause signos y síntomas.

Cuando ocurren signos y síntomas, aparecen cerca del área afectada, por lo general en las manos, la parte inferior de las piernas o los pies. Estos pueden incluir lo siguiente:

  • Un bulto o inflamación cerca de la zona afectada, a menudo indoloro
  • Problemas para usar una o ambas piernas, pies, brazos o manos
  • Dolor cerca de la zona afectada, si el tumor invade una zona con muchos nervios
  • Problemas con las funciones corporales cerca de la zona afectada, como por ejemplo problemas para respirar si el tumor está cerca del cuello

¿Cómo se trata el sarcoma sinovial?

La extirpación quirúrgica del tumor es el tratamiento de preferencia para el sarcoma sinovial, porque esto hace que el cáncer sea más fácil de tratar. Una vez que se extirpa el tumor, también se quita un poco del tejido normal circundante, para lograr las mejores probabilidades de eliminar todas las células cancerosas (malignas).

Dependiendo del tamaño y del nivel de agresividad del tumor bajo el microscopio, la cirugía se puede combinar con uno de los siguientes tratamientos, o con ambos:

  • Quimioterapia (“quimio”) — utiliza medicamentos poderosos para destruir las células del cáncer o impedir que crezcan (se dividan) y formen más células cancerosas.
    • La quimio podrá inyectarse en el torrente sanguíneo para que pueda desplazarse por el cuerpo.
    • Algunos tipos de quimio se pueden administrar por vía oral.
    • La terapia de combinación usa más de un tipo de quimio a la vez.

La quimio puede usarse antes de la cirugía para encoger el tumor o después de la cirugía para eliminar toda célula cancerosa que pudiera haber quedado. También podría usarse por sí sola para tratar un sarcoma sinovial que se hubiera extendido o al que fuera difícil llegar mediante cirugía.

  • Radioterapia  — usa rayos X de altos niveles de energía u otros tipos de radiación para destruir las células cancerosas o detener su crecimiento. Este tratamiento puede usarse antes de la cirugía para encoger el tumor o después de la cirugía para eliminar toda célula cancerosa que pudiera haber quedado.

¿Cuáles son los índices de supervivencia del sarcoma sinovial?

El pronóstico para las personas con sarcoma sinovial ha mejorado durante las últimas dos décadas debido a los adelantos en el tratamiento que involucran cirugía, quimioterapia y radioterapia.

Los factores para el pronóstico incluyen lo siguiente: 

  • Tamaño pequeño del tumor - menos de 5 cm de ancho
  • Un tumor cuyas células se dividen bajo el microscopio
  • Un tumor fácil de extirpar quirúrgicamente
  • Un tumor localizado - que no se ha extendido (no hizo metástasis)
  • Una persona más joven

El índice de supervivencia general a 5 años para el sarcoma sinovial es de entre 36 y 76%. Pero la experiencia de cada persona es única y los resultados son difíciles de predecir. El índice de supervivencia en casos de sarcoma sinovial es inferior cuando el cáncer ha reaparecido o se ha extendido.

¿Por qué elegir St. Jude para el tratamiento del sarcoma sinovial de su hijo?

  • St. Jude es el único Centro Integral para el Cáncer designado por el Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) exclusivamente dedicado a los niños.
  • St. Jude ha creado más ensayos clínicos para el cáncer que cualquier otro hospital infantil en Estados Unidos.
  • La proporción entre enfermeros y pacientes en St. Jude es incomparable: un promedio de 1 por cada 3 en hematología y oncología, y 1 para cada paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos.
  • St. Jude mantiene el compromiso no sólo de encontrar curas, sino también de ayudar a los niños a mantener su calidad de vida. Los niños no son sólo gente pequeña. Sus cuerpos y sistemas son únicos, y también los trastornos que los afectan. Para obtener la mejor atención, necesitan de un equipo especializado. Eso es lo que reciben en St. Jude.
  • Nuestros médicos trabajan junto con el personal de apoyo de enfermería, servicios de rehabilitación, farmacia, nutrición clínica, trabajo social y vida infantil, entre muchas otras disciplinas. Este personal de apoyo ha sido especialmente capacitado para brindar asistencia a niños con cáncer.
  • St. Jude ofrece una atención al paciente centrada en la familia. La atención al paciente centrada en la familia es la asistencia médica enfocada en la familia como principal fuente de fortaleza, apoyo y bienestar del niño. En el centro mismo de la atención a pacientes centrada en la familia está la creencia de que el personal de asistencia médica y la familia son socios que trabajan juntos para atender las necesidades del niño de la mejor manera posible. Cuando trabajamos juntos y respetamos la experiencia que cada uno de nosotros aporta a cada encuentro de asistencia médica, logramos la excelencia en la asistencia médica.
  • Los nuevos tratamientos de radiación, como la radioterapia modulada por intensidad (IMRT) y la radioterapia con rayo de protones pueden ser usados para disminuir los efectos secundarios del tratamiento.
  • St. Jude tiene un equipo especializado de expertos que realizan procedimientos (cirugías) para salvar extremidades en niños con sarcoma sinovial.

El sitio web de St. Jude está diseñado con fines educativos solamente y no intenta proporcionar asesoramiento médico ni servicios profesionales. La información proporcionada a través de este sitio no debería usarse para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad. Esto no es un sustituto de la atención profesional. Si tiene o sospecha que podría tener un problema de salud, debe consultar a su proveedor de atención médica.