Sarcoma paravertebral

¿Qué es el sarcoma paravertebral?

Los sarcomas son tumores cancerosos que invaden los tejidos blandos del cuerpo como el tejido muscular, el nervioso y el adiposo.

El sarcoma paravertebral se origina en el área a los lados de la columna vertebral (región paravertebral). También puede afectar el espacio entre las vértebras conocido como conducto vertebral (región vertebral y epidural).

El sarcoma paravertebral es poco común pero generalmente muy grave. Es grave debido a su ubicación cerca de partes delicadas del sistema nervioso. A veces los síntomas no aparecen hasta que el cáncer está en un estadio avanzado o una persona asume que el dolor en la espalda se debe a otro motivo.

Existen dos tipos de sarcoma paravertebral:

  • Primario, que comienza en el área paravertebral
  • Metastásico, que se ha propagado desde otra parte del cuerpo

El tratamiento y los índices de supervivencia son algo diferentes para los dos tipos de sarcoma paravertebral.

¿Qué tan común es el sarcoma paravertebral?

El sarcoma paravertebral es tan poco común que es difícil encontrar datos confiables sobre la frecuencia con la que se presenta. Los sarcomas en sí mismos son poco comunes. Representan cerca del 1% de todos los tipos de cáncer o aproximadamente 15,000 casos nuevos por año en los EE. UU.

¿Cuáles son los signos y síntomas del sarcoma paravertebral?

El sarcoma paravertebral puede pasar desapercibido por un tiempo. Los síntomas pueden comenzar en forma gradual o repentina. Muchas personas reciben un diagnóstico retrasado debido a que no piensan que el dolor de espalda es lo suficientemente grave como para buscar tratamiento.

Cuando los signos y síntomas del sarcoma paravertebral realmente se presentan, podrían incluir los siguientes:

  • Un bulto o masa cerca de cualquiera de las cuatro áreas de la columna vertebral (cervical, torácica, lumbar o sacra).
  • Problemas estomacales, si el tumor paravertebral está en el abdomen o en el tubo digestivo.
  • Dolor o adormecimiento en cualquier parte del cuerpo si el tumor paravertebral está presionando nervios.

¿Cómo se trata el sarcoma paravertebral?

El objetivo del tratamiento para el sarcoma paravertebral es aliviar el dolor y preservar la función del sistema nervioso. El mejor tratamiento generalmente es la cirugía porque es la forma más rápida de lograr estos objetivos. Incluso un tumor no canceroso (benigno) puede ejercer presión sobre la médula espinal y otras delicadas estructuras cercanas.

Durante la cirugía, un cirujano extirpará tantas células cancerosas como sea posible además de algunas células no cancerosas en esa área. Si el sarcoma paravertebral se ha propagado desde otras partes del cuerpo, podría haber muchos tumores.

Un especialista en cáncer (oncólogo) podría sugerir otros tratamientos junto con la cirugía:

  • Quimioterapia (“quimio”) — utiliza medicamentos que matan las células cancerosas y que se administran por boca o por vía intravenosa. Para el sarcoma paravertebral, a menudo se utiliza quimioterapia para destruir cualquier célula tumoral remanente después de la cirugía, incluidas aquellas que no se alcanzaron durante la cirugía.

La quimio afecta a todas las células vivas, incluidas las sanas, porque es un tratamiento que se administra a todo el cuerpo. Puede ser útil cuando se trata el sarcoma paravertebral que se ha propagado a otras partes del cuerpo.

Los efectos secundarios de la quimio pueden ser graves e incluyen caída del cabello, pérdida del apetito, náuseas, vómitos y llagas en la boca. Estos efectos secundarios tienden a desaparecer después de finalizado el tratamiento. Debido a los efectos secundarios, los médicos generalmente distancian los tratamientos para darle tiempo al organismo a recuperarse entre uno y otro.

  • Radioterapia — utiliza partículas de luz de alta energía, como los rayos X o los rayos gamma para destruir el cáncer. La radioterapia es más dirigida que la quimio, por lo que generalmente no afecta a todo el cuerpo. Los efectos secundarios pueden incluir problemas en la piel, náuseas, vómitos, fatiga, inflamación y debilidad.

Otros tipos de tratamiento se encuentran en diferentes etapas de ensayos clínicos.

¿Cuáles son los índices de supervivencia para el sarcoma paravertebral?

El índice de supervivencia para el sarcoma paravertebral depende de varios factores, incluido el estado de salud general de la persona antes del tratamiento y el estadio del cáncer. La estadificación determina qué tan avanzado está el cáncer, cuanto más alto el estadio, más tumor ha crecido y se ha propagado.

No están disponibles índices de supervivencia detallados para el sarcoma paravertebral. No obstante, un estudio mostró que las personas con sarcoma primario que comenzó en la región paravertebral sobrevivieron a la enfermedad en un índice por encima del doble con respecto a las personas con sarcoma metastásico, donde la enfermedad se había propagado desde otras regiones del cuerpo. Las personas con sarcoma primario sobrevivieron un promedio de 40.2 meses, mientras que aquellas con sarcoma metastásico sobrevivieron cerca de 17.3 meses.

¿Por qué elegir St. Jude para el tratamiento del sarcoma paravertebral de su hijo?

  • St. Jude es el único Centro Integral para el Cáncer designado por el Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) exclusivamente dedicado a los niños.
  • St. Jude ha creado más ensayos clínicos para el cáncer que cualquier otro hospital infantil en Estados Unidos.
  • La proporción entre enfermeros y pacientes en St. Jude es incomparable: un promedio de 1 por cada 3 en hematología y oncología, y 1 para cada paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos.
  • Su hijo tendrá acceso a un equipo unido de especialistas que incluye: cirujanos, médicos y enfermeras que tratan este tipo de cáncer, médicos especializados en radioterapia, en hormonas (endocrinólogos) y en el diagnóstico (patólogos), expertos en imaginología de diagnóstico y medicina nuclear, dietistas, terapeutas del habla, especialistas de rehabilitación (fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales), especialistas en vida infantil, psicólogos, miembros del equipo de Calidad de vida, expertos que ayudan a gestionar y minimizar los efectos a largo plazo o tardíos del tratamiento, investigadores, científicos y muchos más.
  • El equipo médico trabaja codo a codo con los investigadores de laboratorio para llevar los nuevos tratamientos del laboratorio a la práctica clínica.

El sitio web de St. Jude está diseñado con fines educativos solamente y no intenta proporcionar asesoramiento médico ni servicios profesionales. La información proporcionada a través de este sitio no debería usarse para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad. Esto no es un sustituto de la atención profesional. Si tiene o sospecha que podría tener un problema de salud, debe consultar a su proveedor de atención médica.