Sarcoma de Ewing

También llamada: tumor de Askin, sarcoma de Ewing, tumor neuroectodérmico primitivo periférico, pPNET

¿Qué es el sarcoma de Ewing?

El sarcoma de Ewing es un tumor canceroso que crece en los huesos o en el tejido que rodea los huesos (tejido blando), a menudo en las piernas, la pelvis, las costillas, los brazos o la columna. El sarcoma de Ewing puede expandirse a los pulmones, los huesos y la médula ósea.

¿Qué tan común es el sarcoma de Ewing?

El sarcoma de Ewing es el segundo tipo más común de cáncer de hueso en niños, pero es muy poco común. Aproximadamente 200 niños y jóvenes adultos son diagnosticados con sarcoma de Ewing cada año en Estados Unidos.

  • Aproximadamente la mitad de todos los tumores del sarcoma de Ewing ocurren en niños y jóvenes de entre 10 y 20 años.
  • Este tipo de cáncer pocas veces se encuentra en afroamericanos y asiaticoamericanos.
  • Afecta un poco más a varones que a mujeres.
  • No parece ser hereditario (transmitido por familiares).
  • Aunque no se ve a menudo, el sarcoma de Ewing puede ocurrir como un segundo cáncer, especialmente en pacientes tratados con radioterapia.

¿Cuáles son los síntomas del sarcoma de Ewing?

Si su hijo tiene sarcoma de Ewing probablemente padezca los siguientes síntomas:

  • Hinchazón y dolor alrededor del área del tumor (comúnmente confundido con lesiones deportivas o los “chichones y moretones” que tienen todos los niños)
  • Fiebre baja que al principio podría parecer causa de una infección
  • Dolor en los huesos, especialmente dolor que empeora durante el ejercicio o por la noche
  • Cojera, que es causada por un tumor en el hueso de una pierna

¿Cómo se trata el sarcoma de Ewing?

  • Quimioterapia (“quimio”) — es generalmente el primer paso para tratar el sarcoma de Ewing. Esta utiliza medicamentos poderosos para matar las células del cáncer o impedir que crezcan (se dividan) y elaboren más células cancerosas:
    • La quimio podrá inyectarse en el torrente sanguíneo para que pueda desplazarse por el cuerpo.
    • La terapia de combinación usa más de un tipo de quimio a la vez.
  • Cirugía — puede realizarse después de que varias semanas o meses de quimioterapia hayan reducido el cáncer al punto en que la cirugía puede ser más efectiva.
    • Los cirujanos extraen tanta parte del tumor como sea posible.
    • A veces los cirujanos realizan injertos (agregados) de hueso o tejido (del paciente o de un donante) para reemplazar el hueso enfermo y el tejido que ha sido extraído. También puede usarse un hueso artificial, llamado implante.
    • Para algunos pacientes, la amputación (extracción quirúrgica de un brazo o pierna) es la forma requerida para asegurar que se extraiga completamente el tumor.
  • Radioterapia — se utiliza para matar o disminuir las células cancerosas que no pueden extraerse quirúrgicamente. Esto se continúa con más quimioterapia para matar cualquier célula que haya quedado. La radioterapia usa rayos X de altos niveles de energía u otros tipos de radiación para matar células cancerosas o detener su crecimiento:
    • La radiación externa usa máquinas fuera del cuerpo para proporcionar la dosis de rayos X.
    • La radiación interna usa agujas, semillas, cables o catéteres (tubos) para administrar la radiación directamente en o cerca del cáncer.

¿Cuáles son los índices de supervivencia del sarcoma de Ewing?

  • Aproximadamente el 70 por ciento de los niños con sarcoma de Ewing se curan.
  • Los adolescentes de entre 15 y 19 tienen una menor tasa de supervivencia de aproximadamente 56 por ciento.
  • Para niños diagnosticados después de que su enfermedad se expandió, la tasa de supervivencia es menor al 30 por ciento.
  • Los niños cuyos tumores son más grandes o están ubicados en la pelvis, las costillas o la columna tienen menos probabilidades de curarse.

¿Por qué elegir St. Jude para el tratamiento del sarcoma de Ewing de su hijo?

  • St. Jude es el único Centro Integral para el Cáncer designado por el Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) exclusivamente dedicado a los niños.
  • St. Jude ha creado más ensayos clínicos para el cáncer que cualquier otro hospital infantil en Estados Unidos.
  • La proporción entre enfermeros y pacientes en St. Jude es incomparable: 1 por cada 3 en hematología y oncología, y 1 para cada paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos.
  • St. Jude tiene un nuevo ensayo clínico para pacientes con sarcoma de Ewing que investiga nuevas combinaciones de fármacos al principio y al final del tratamiento para mejorar la supervivencia.
  • Los nuevos tratamientos de radiación, como la radioterapia modulada por intensidad (IMRT) y la radioterapia con rayo de protones pueden ser usados para disminuir los efectos secundarios del tratamiento.
  • St. Jude tiene un equipo especializado de expertos que realizan procedimientos (cirugías) para salvar extremidades en niños con tumores en los huesos como el sarcoma de Ewing.
  • Nuevas técnicas de obtención de imágenes permiten a St. Jude definir mejor los efectos del tratamiento en niños con sarcoma de Ewing. Estas técnicas incluyen ecografía mejorada con contraste y obtención de imágenes ponderadas en difusión MRI.
  • Trabajando con investigadores europeos, los científicos de St. Jude han secuenciado y están analizando las características genéticas de más de 100 niños con sarcoma de Ewing para encontrar posibles nuevos objetivos para tratar la enfermedad.

El sitio web de St. Jude está diseñado con fines educativos solamente y no intenta proporcionar asesoramiento médico ni servicios profesionales. La información proporcionada a través de este sitio no debería usarse para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad. Esto no es un sustituto de la atención profesional. Si tiene o sospecha que podría tener un problema de salud, debe consultar a su proveedor de atención médica.