Linfoma de Hodgkin

También llamada: enfermedad de Hodgkin, mal de Hodgkin

¿Qué es el linfoma de Hodgkin?

El linfoma de Hodgkin es un cáncer que comienza en el sistema linfático (parte del sistema inmunitario) y hace que los ganglios linfáticos afectados se agranden. Es probable que este cáncer se extienda hacia el bazo, el hígado, la médula ósea o los pulmones. Los niños tienen más probabilidades de desarrollar linfoma de Hodgkin si:

  • resultaron infectados con el virus de Epstein-Barr o tuvieron mononucleosis (o “mono”, causada por este virus);
  • están infectados con el VIH (virus de inmunodeficiencia humana);
  • tienen un sistema inmunitario debilitado, ya sea por una enfermedad heredada o por medicamentos para inhibir el sistema inmunitario luego de un trasplante de órganos o médula ósea; o
  • tienen un familiar directo, en especial un hermano o hermana, que también tiene o tuvo linfoma de Hodgkin.

¿Qué tan común es el linfoma de Hodgkin?

  • En Estados Unidos se diagnostican entre 6,000 y 7,000 casos nuevos de linfoma de Hodgkin cada año.
  • Es muy poco frecuente que los niños menores de 5 años desarrollen linfoma de Hodgkin. La probabilidad de desarrollarlo aumenta a medida que los niños crecen, llegando al pico máximo en los primeros años de la adultez y, posteriormente, entre adultos mayores.
  • El linfoma de Hodgkin es más común entre los varones que entre las mujeres.

¿Cuáles son los síntomas del linfoma de Hodgkin?

Si su hijo tiene linfoma de Hodgkin probablemente padezca los siguientes síntomas:

  • Ganglios linfáticos inflamados (pero no doloridos) en el cuello, el pecho, las axilas o la ingle
  • Fatiga extrema
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso
  • Fiebre
  • Sudoración nocturna
  • Picazón en la piel

¿Cómo se trata el linfoma de Hodgkin?

El linfoma de Hodgkin suele tratarse con quimioterapia, radiación o una combinación de las dos.

  • Quimioterapia (“quimio”) — utiliza medicamentos poderosos para matar las células del cáncer o impedir que crezcan (se dividan) y elaboren más células cancerosas.
    • La quimio podrá inyectarse en el torrente sanguíneo para que pueda desplazarse por el cuerpo.
    • Algunos tipos de quimio se pueden administrar por vía oral.
    • La terapia de combinación usa más de un tipo de quimio a la vez.

La quimioterapia sola o la quimioterapia y la radioterapia de dosis bajas combinadas son los tratamientos estándar para los pacientes jóvenes y para quienes tengan una enfermedad más avanzada. Dependiendo del tipo de linfoma de Hodgkin y cuánto se haya extendido, probablemente se haga en primera instancia una cirugía para retirar la mayor parte del tumor que sea posible.

  • Radioterapia — usa rayos X de altos niveles de energía u otros tipos de radiación para matar células cancerosas o detener su crecimiento.

La radioterapia funciona bien en casos de linfoma de Hodgkin que no se haya extendido. No obstante, la radioterapia podría afectar el crecimiento de los huesos y los tejidos blandos en los niños pequeños. También podría aumentar el riesgo de cardiopatías y de otros tipos de cáncer a medida que el paciente crece. Cada vez se está usando menos la radioterapia para el tratamiento de niños con linfoma de Hodgkin.

  • Terapia focalizada — usa medicamentos u otros tratamientos que apuntan y atacan células cancerosas específicas sin dañar las células normales. El ensayo clínico más reciente de St. Jude incluye este tipo de abordaje.

¿Cuáles son los índices de supervivencia del linfoma de Hodgkin?

En general, los índices de supervivencia a 5 años del linfoma de Hodgkin son muy buenos:

  • Entre 90 y 95% para aquellos con diagnósticos precoces.
  • Alrededor de 90% para niños cuya enfermedad se haya extendido.

¿Por qué elegir St. Jude para el tratamiento del linfoma de Hodgkin de su hijo?

  • St. Jude es el único Centro Integral para el Cáncer designado por el Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) exclusivamente dedicado a los niños.
  • St. Jude ha creado más ensayos clínicos para el cáncer que cualquier otro hospital infantil en Estados Unidos.
  • La proporción entre enfermeros y pacientes en St. Jude es incomparable: 1 por cada 3 en hematología y oncología, y 1 por cada paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos.
  • Los pacientes tienen acceso a equipos multidisciplinarios con subespecializaciones en linfoma de Hodgkin y linfoma no Hodgkin.
  • Se están estudiando terapias más nuevas, adaptadas al riesgo, para ver si es posible reducir la cantidad de tratamiento y aún así mantener los índices de cura. La reducción del tratamiento debería reducir los efectos secundarios a largo plazo de enfermedades cardíacas y pulmonares y de un segundo cáncer. Actualmente hay tres protocolos de tratamiento disponibles en St. Jude para pacientes con linfoma de Hodgkin: HOD08.
  • St. Jude es la sede del Consorcio del linfoma de Hodgkin pediátrico, un esfuerzo de varios centros para desarrollar nuevas estrategias de tratamiento para niños con linfoma de Hodgkin. El consorcio está bajo la dirección de St. Jude e incluye la Facultad de medicina de la Stanford University y el Lucile Packard Children’s Hospital de Stanford, el Dana-Farber Cancer Institute y el Boston Children’s Hospital, el Massachusetts General Hospital y el Maine Medical Center.
  • Los estudios LIFE de St. Jude están investigando los efectos secundarios a largo plazo de los supervivientes de linfoma de Hodgkin.
  • Los científicos de laboratorio están trabajando con los médicos a fin de comprender mejor el rol que cumplen los virus como el Epstein-Barr en el modo en que se desarrolla el linfoma de Hodgkin. Esta información será útil en el desarrollo de nuevos abordajes de tratamiento del linfoma de Hodgkin.

El sitio web de St. Jude está diseñado con fines educativos solamente y no intenta proporcionar asesoramiento médico ni servicios profesionales. La información proporcionada a través de este sitio no debería usarse para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad. Esto no es un sustituto de la atención profesional. Si tiene o sospecha que podría tener un problema de salud, debe consultar a su proveedor de atención médica.