Leucemia promielocítica aguda

También llamada: APL, leucemia mieloide aguda (AML) M3, leucemia, promielocítica aguda

¿Qué es la leucemia promielocítica aguda?

En la leucemia promielocítica aguda (APL), la médula ósea produce demasiadas células llamadas promielocitos. Cuando se juntan demasiados promielocitos en la médula, desplazan a las células sanguíneas sanas. Si no hay suficientes células sanguíneas sanas para cumplir con sus funciones, los pacientes corren alto riesgo de infección o sangrado.

La APL es un subtipo del cáncer de leucemia mieloide aguda (AML). La leucemia promielocítica aguda representa entre el 4 y el 8% de todos los casos de AML en la infancia.

¿Qué tan común es la leucemia promielocítica aguda?

Alrededor del 1% del total de casos de leucemia infantil son APL y en su mayoría se diagnostican en niños de ascendencia hispana o mediterránea. Es muy poco frecuente en niños menores de 3 años. La edad promedio en el momento del diagnóstico es de entre 8 y 10 años. Un diagnóstico de APL debe considerarse una emergencia médica. Si le han dicho que es posible que su hijo tenga APL, el niño deberá recibir atención médica de inmediato.

¿Cuáles son los síntomas de la leucemia promielocítica aguda?

Si su hijo tiene APL probablemente padezca los siguientes síntomas:

  • Sangrados difíciles de detener, incluso en casos de cortes pequeños
  • Sangre en la orina
  • Sangrados nasales abundantes
  • Encías sangrantes y facilidad de formación de moretones
  • Fiebre e infecciones
  • Recuento bajo de glóbulos rojos.
  • Palidez
  • Cansancio que aparece con facilidad
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso sin explicación

¿Cómo se trata la leucemia promielocítica aguda?

El tratamiento de la APL difiere de los tratamientos de otras formas de leucemia. Muchos niños con APL necesitan ser internados en una unidad de cuidados intensivos debido a problemas que ocurren al comenzar el tratamiento.

En general, el tratamiento de la APL tiene tres fases:

  • Inducción — Esta fase suele incluir la administración de ácido holo-trans-retinoico (ATRA), el cual es similar a la vitamina A. Se combina con quimioterapia estándar. Los estudios futuros planean usar trióxido de arsénico durante la inducción para un grupo selecto de pacientes.
  • Consolidación/intensificación — En esta fase se administran juntos el ATRA, un fármaco conocido como trióxido de arsénico y la quimioterapia. La combinación se usa para deshacerse de todas las células que podrían haber estado inactivas durante la primera fase pero podrían comenzar a crecer y hacer que la APL reaparezca (reincidencia).
  • Mantenimiento — la ATRA y la quimioterapia se administran durante un año, aproximadamente, para evitar una reincidencia de la APL.

Como este tratamiento de tres fases suele ser exitoso, no es habitual que se haga un trasplante de células madre (que ayuda a que crezcan células elaboradoras de sangre sanas).

Si la APL reaparece, será posible llevar a la mayoría de los niños a una segunda remisión con trióxido de arsénico, solo o combinado con quimioterapia y trasplante de células madre.

¿Cuál es el índice de supervivencia de la leucemia promielocítica aguda?

Al menos entre el 85 y el 90% de los niños que reciben tratamiento para la APL se consideran curados.

¿Por qué elegir St. Jude para el tratamiento de la leucemia promielocítica aguda de su hijo?

  • St. Jude es el único Centro Integral para el Cáncer designado por el Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) exclusivamente dedicado a los niños.
  • St. Jude ha creado más ensayos clínicos para el cáncer que cualquier otro hospital infantil en Estados Unidos.
  • La proporción entre enfermeros y pacientes en St. Jude es incomparable: un promedio de 1 por cada 3 en hematología y oncología, y 1 para cada paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos.
  • Los estudios del hospital sobre la leucemia han sido pioneros en la forma en que se trata la leucemia infantil en el mundo.
  • El índice de mortalidad durante la inducción del tratamiento para la leucemia mieloide aguda y la leucemia promielocítica aguda está entre los más bajos del país.

El sitio web de St. Jude está diseñado con fines educativos solamente y no intenta proporcionar asesoramiento médico ni servicios profesionales. La información proporcionada a través de este sitio no debería usarse para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad. Esto no es un sustituto de la atención profesional. Si tiene o sospecha que podría tener un problema de salud, debe consultar a su proveedor de atención médica.