Leucemia mieloide aguda

También llamada: AML, ANLL, leucemia mielocítica aguda, leucemia mielógena aguda, leucemia granulocítica aguda, leucemia no linfocítica aguda

¿Qué es la leucemia mieloide aguda?

En la leucemia mieloide aguda (AML), los glóbulos blancos, que se elaboran en la médula ósea, son anormales y no se convierten en células sanas. Estas células anormales desplazan a las normales y por eso al cuerpo del paciente le cuesta más combatir las infecciones.

¿Qué tan común es la leucemia mieloide aguda?

  • Cada año son solo unos 500 niños los que se diagnostican con AML en EE. UU. (Es mucho más común en adultos,) No obstante, es el segundo tipo de cáncer más común entre niños tratados por otros tipos de cáncer.
  • La cantidad de niños con AML es igual entre niños y niñas y entre blancos y afroamericanos.
  • La AML se presenta con mucha más frecuencia en personas expuestas a grandes cantidades de radiación y algunos tipos de productos químicos.

¿Cuáles son los síntomas de la leucemia mieloide aguda?

Si su hijo tiene AML probablemente presente los siguientes síntomas:

  • Fiebre
  • Infección
  • Moretones y sangrados de fácil aparición
  • Sangrados nasales frecuentes
  • Sangrados difíciles de detener, incluso en casos de cortes pequeños
  • Dolor en huesos o articulaciones
  • Ganglios inflamados
  • Pérdida de apetito

¿Cómo se trata la leucemia mieloide aguda?

El tratamiento principal para la AML es la quimioterapia ("quimio"):

  • Quimioterapia (“quimio”) — utiliza medicamentos poderosos para matar las células del cáncer o impedir que crezcan (se dividan) y formen más células cancerosas.
    • La quimio podrá inyectarse en el torrente sanguíneo para que pueda desplazarse por el cuerpo.
    • Algunos tipos de quimio se pueden administrar por vía oral.
    • La terapia de combinación usa más de un tipo de quimio a la vez.

Los médicos estudian varios factores para decidir qué medicamentos utilizar y cuán agresivo debe ser el tratamiento. Algunos de estos factores incluyen la edad del niño y el recuento de glóbulos blancos del niño antes del tratamiento.

Es de esperar que el tratamiento de la AML de su hijo incluya dos fases:

  • Inducción — para matar las células de leucemia en la sangre y en la médula ósea y poner la enfermedad en remisión (un retorno a los recuentos normales de células sanguíneas)
    • Terapia santuario del sistema nervioso central (SNC, también llamada profilaxis del SNC) — también se puede administrar durante este tiempo para matar células de leucemia que queden en el cerebro y en la médula espinal después de la quimioterapia estándar. Con este tratamiento, los medicamentos de quimioterapia se inyectan en el espacio lleno de líquido entre las capas finas de tejido que cubren el cerebro y la médula espinal.
  • Consolidación/intensificación/post-inducción — para eliminar del cuerpo las células restantes que podrían comenzar a crecer y causar la reaparición de la leucemia (reincidencia). Esto comienza después de la confirmación de remisión y puede continuar durante dos o tres años más.

Los investigadores de St. Jude fueron pioneros en métodos de detección de cantidades muy pequeñas de células de leucemia que quedan en la médula ósea después de completada la terapia de inducción. Estos métodos pueden detectar una única célula de AML entre 1000 células normales. Los niños que tienen más de una célula en 1000 después de completar la fase de inducción son los que tienen mayor riesgo de reincidencia.

  • Trasplante de células madre — se puede usar para un niño que corra mayor riesgo de reincidencia o que tenga AML resistente a otros tratamientos. Un trasplante de células madre incluye la reposición de las células elaboradoras de sangre en la médula ósea que fueron eliminadas por la quimio y/o la radioterapia:
    • Un trasplante de células madre administra al paciente nuevas células sanguíneas provenientes de la sangre o la médula ósea de un donante. Estas células crecen y se convierten en células sanguíneas saludables que sustituyen a las que el niño perdió.
    • Algunos tipos de trasplante de células madre pueden llamarse “trasplantes de médula ósea” porque las células provienen de la médula ósea del donante.
  • Inmunoterapia — usa un tipo de células específicas llamadas células citolíticas naturales (NK). Estas células se obtienen de los padres y se administran a los pacientes con el objetivo de eliminar las células de leucemia.
    • Las células NK se recogen de la sangre de uno de los padres. Luego se realiza la infusión de las células en la sangre del niño.
    • Las células NK circulan en el cuerpo del niño y reconocen y se unen a la pared de las células de leucemia.
    • Las células NK dañan las paredes celulares de las células de AML, lo que lleva a su destrucción.
  • Radioterapia — usa rayos X de altos niveles de energía u otros tipos de radiación para destruir las células cancerosas o detener su crecimiento. Esto se usa muy esporádicamente en el tratamiento de la AML.

¿Cuáles son los índices de supervivencia de la leucemia mieloide aguda?

  • Alrededor del 90% de los niños con AML no tienen células cancerosas en la sangre después de la inducción. No obstante, la AML reaparece en alrededor del 20% de los casos.
  • El índice de supervivencia a cinco años varía entre el 65 y el 75%.

¿Por qué elegir St. Jude para el tratamiento de la leucemia de su hijo?

  • St. Jude es el único Centro Integral para el Cáncer designado por el Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) exclusivamente dedicado a los niños.
  • St. Jude ha creado más ensayos clínicos para el cáncer que cualquier otro hospital infantil en Estados Unidos.
  • La proporción entre enfermeros y pacientes en St. Jude es incomparable: un promedio de 1 por cada 3 en hematología y oncología, y 1 para cada paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos.
  • Los estudios del hospital sobre la leucemia han sido pioneros en la forma en que se trata la leucemia infantil en el mundo.
  • St. Jude fue el pionero de los ensayos clínicos ambulatorios en niños con leucemia, reduciendo la necesidad de internaciones.
  • Los científicos de St. Jude están usando nuevas formas de tratamiento para mejorar el desenlace de la AML. Los ensayos clínicos actuales incluyen:
    • Tratamiento basado en el subtipo específico de AML y en la respuesta a la terapia: uso intensivo de quimio más trasplante de células madre
    • Control de enfermedad residual mínima mediante técnicas de citometría de flujo y moleculares
    • Clofarabina, sorafenib y otros fármacos nuevos para el tratamiento de la AML
    • Trasplante de células citolíticas naturales
    • Uso de nuevos métodos para buscar defectos genéticos en AML

El sitio web de St. Jude está diseñado con fines educativos solamente y no intenta proporcionar asesoramiento médico ni servicios profesionales. La información proporcionada a través de este sitio no debería usarse para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad. Esto no es un sustituto de la atención profesional. Si tiene o sospecha que podría tener un problema de salud, debe consultar a su proveedor de atención médica.