Condrosarcoma

¿Qué es el condrosarcoma?

El condrosarcoma es un tipo de tumor maligno poco común que comienza en las células de cartílago y se propaga al tejido óseo circundante. Es diferente a otros tipos de cáncer de hueso más comunes como el osteosarcoma, que surge de las células óseas.

El condrosarcoma puede aparecer en cualquier parte del cuerpo donde haya cartílago. Comienza con más frecuencia en los huesos de las extremidades y la pelvis, especialmente en la cadera o el fémur. 

El condrosarcoma tiene cuatro grados y cuanto más alto sea el grado más grave es el tumor:

  • Los tumores de grado I (grado bajo) presentan una menor probabilidad de crecer y propagarse que los tumores de grado II (grado intermedio) o grado III (grado alto).
  • El cuarto grado y el más grave se llama condrosarcoma desdiferenciado.

¿Qué tan común es el condrosarcoma?

Los tumores en los huesos en general son poco comunes, se diagnostican entre 5000 y 6000 casos por año, lo que representa aproximadamente un 0.5% de todos los cánceres nuevos. El condrosarcoma representa entre un 25% y un 40% de estos tumores de huesos. 

El condrosarcoma se presenta con más frecuencia en personas de 20 a 60 años de edad. La enfermedad es más común en adultos mayores de 40 años. 

¿Cuáles son los signos y síntomas del condrosarcoma?

Los síntomas del condrosarcoma generalmente se limitan al área afectada e incluyen los siguientes: 

  • Un bulto o masa ósea
  • Sensibilidad o rigidez
  • Dolor o inflamación, especialmente a la noche o durante el descanso
  • Problemas con el movimiento o el rango de movimiento

A diferencia de otros tipos de cáncer, el condrosarcoma generalmente no hace que la persona se sienta enferma o débil. 

¿Cómo se trata el condrosarcoma?

La cirugía es el tratamiento principal y preferido para el condrosarcoma, porque la afección no responde bien a otros tratamientos para el cáncer como la quimioterapia o la radiación. De todos modos, se podría usar radiación para tratar tumores que no se encuentran en áreas a las que se puede llegar mediante cirugía, como por ejemplo el cráneo. 

El objetivo principal de la cirugía es la extirpación completa del tumor dejando un amplio margen de tejido sano. Si el tumor está en un brazo o una pierna, el cirujano tiene que sopesar la necesidad de márgenes amplios con el deseo de salvar la extremidad y evitar la pérdida de la función. 

¿Cuáles son los índices de supervivencia en los casos de condrosarcoma?

Los índices de supervivencia están relacionados con el grado del tumor. Los tumores de grado bajo tienen mejores pronósticos y vuelven a aparecer con menos frecuencia que los casos de grado alto. Otros factores de supervivencia incluyen la edad, el estado de salud general y la ubicación del tumor. 

Entre los adultos con condrosarcoma, los índices de supervivencia a cinco años son los siguientes: 

  • 90% para tumores de grado bajo (Grado I)
  • 81% para tumores de grado intermedio (Grado II)
  • 29% para tumores de grado alto (Grado III)

El índice de supervivencia para los casos de condrosarcoma desdiferenciado es el más bajo de todos. Menos del 10 por ciento de los pacientes sobrevive más de un año. 

¿Por qué elegir St. Jude para el tratamiento del condrosarcoma de su hijo?

  • St. Jude es el único Centro Integral para el Cáncer designado por el Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) exclusivamente dedicado a los niños. 
  • St. Jude ha creado más ensayos clínicos para el cáncer que cualquier otro hospital infantil en Estados Unidos. 
  • La proporción entre enfermeros y pacientes en St. Jude es incomparable: un promedio de 1 por cada 3 en hematología y oncología, y 1 para cada paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos.
  • St. Jude ha sido pionero en técnicas quirúrgicas que evitan la amputación del miembro. Nuestros cirujanos siguen explorando nuevas técnicas que evitan la amputación del miembro para mejorar la supervivencia y ayudar a los niños a llevar vidas normales después del tratamiento.
  • Su hijo tendrá acceso a un equipo unido de especialistas que incluye: cirujanos, médicos y enfermeras que tratan este tipo de cáncer, médicos especializados en radioterapia, en hormonas (endocrinólogos) y en el diagnóstico (patólogos), expertos en imaginología de diagnóstico y medicina nuclear, dietistas, terapeutas del habla, especialistas de rehabilitación (fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales), especialistas en vida infantil, psicólogos, miembros del equipo de Calidad de vida, expertos que ayudan a gestionar y minimizar los efectos a largo plazo o tardíos del tratamiento, investigadores, científicos y muchos más. 
  • El equipo médico trabaja codo a codo con los investigadores de laboratorio para llevar los nuevos tratamientos del laboratorio a la práctica clínica.

El sitio web de St. Jude está diseñado con fines educativos solamente y no intenta proporcionar asesoramiento médico ni servicios profesionales. La información proporcionada a través de este sitio no debería usarse para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad. Esto no es un sustituto de la atención profesional. Si tiene o sospecha que podría tener un problema de salud, debe consultar a su proveedor de atención médica.