Autotrasplante de células madre/médula ósea

También llamada: trasplante de médula ósea, BMT, trasplante de células madre, SCT

¿Qué es un autotrasplante de células madre/médula ósea?

Un autotrasplante de células madre/médula ósea sustituye las células madre dañadas o destruidas de la médula ósea por células sanas donadas por el propio paciente con anticipación. El prefijo “auto” significa “personal” o “de uno mismo”. Se recogen células madre de la sangre y/o la médula ósea del propio paciente y se usan en el trasplante. (Infórmese sobre trasplantes con células donadas de otras personas: alotrasplante de células madre/médula ósea.)

Las células madre se elaboran en el área esponjosa de los huesos conocida como médula. Estas células se desarrollan y convierten en todos los tipos de células sanguíneas del cuerpo. En un autotrasplante de células madre/médula ósea, las células madre trasplantadas crecen y se convierten en células sanguíneas normales que ayudan a combatir enfermedades.

¿Qué es lo que se trata con los autotrasplantes de células madre/médula ósea?

Estos trasplantes se usan para tratar distintos tipos de cáncer de la sangre y otros trastornos, incluyendo:

¿Qué ocurre antes de un autotrasplante de células madre/médula ósea?

Los médicos deciden si el paciente puede someterse o no al trasplante:

  • Se realizan al paciente análisis de detección de enfermedades infecciosas, iguales a los de las personas que donan sangre.
  • Un examen médico muestra si el paciente podrá tolerar el proceso de recolección.
  • Se recolectan (recogen) las células madre:
    • Se extraen células madre de la sangre y/o la médula ósea del paciente y se congelan.
    • Si se va a usar médula ósea, los médicos suelen introducir una aguja en un hueso (por lo general de la pelvis) para extraerla.
  • Otro método usa células madre sanguíneas que circulan por el cuerpo. Este método obtiene células madre de una vena del paciente mediante un método similar a una donación de sangre.

Antes de trasplantar las células, el paciente recibe tratamiento para destruir tantas células anormales como sea posible y para aumentar las probabilidades de éxito del trasplante. El paciente puede recibir quimioterapia, radioterapia o ambas. Al mismo tiempo que estas terapias matan células cancerosas, destruyen también muchas células sanguíneas sanas.

  • Quimioterapia (“quimio”) — utiliza medicamentos poderosos para matar las células del cáncer o impedir que crezcan (se dividan) y formen más células cancerosas.
    • La quimio podrá inyectarse en el torrente sanguíneo para que pueda desplazarse por el cuerpo.
    • Algunos tipos de quimio se pueden administrar por vía oral.
    • La terapia de combinación usa más de un tipo de quimio a la vez.
  • Terapia de ablación (también llamada terapia mieloablativa) — utiliza quimio de dosis altas para matar células de la médula ósea tanto sanas como cancerosas, dejando más espacio para el crecimiento de las células trasplantadas. La dosis se puede cambiar dependiendo de la capacidad de su hijo de tolerar este tratamiento agresivo. Un “mini trasplante” usa dosis de quimio y/o radiación más bajas y menos tóxicas.
  • Radioterapia — usa rayos X de altos niveles de energía u otros tipos de radiación para destruir las células cancerosas o detener su crecimiento.

¿Cómo se hacen los autotrasplantes de células madre/médula ósea?

Una vez que se haya completado el tratamiento de quimio y/o radioterapia, se trasplantan las células madre sanas del paciente al torrente sanguíneo:

  • El procedimiento es similar a una transfusión de sangre.
  • Las células se trasladan a través de la sangre hasta llegar a la médula y comienzan a hacer crecer células sanas nuevas.

¿Qué problemas pueden presentarse en los autotrasplantes de células madre/médula ósea?

Los pacientes reciben sus propias células madre, por lo que no hay riesgo de que el sistema inmunitario reaccione contra las células trasplantadas como si fueran extrañas y las ataque o rechace (enfermedad de injerto contra huésped).

Entre los problemas que pueden ocurrir se incluyen:

  • A veces al recolectar células madre también se recogen células cancerosas, lo que puede hacer que el cáncer reaparezca.
  • Es común que ocurran infecciones porque hay menos glóbulos blancos para combatirlas.
  • La menor cantidad de glóbulos rojos puede causar anemia.
  • Los bajos niveles de plaquetas pueden causar problemas de coagulación de la sangre y sangrados peligrosos.
  • Puede aparecer una GVHD si el cuerpo de su hijo no acepta las células nuevas (rechazo).

¿Cuáles son los índices de supervivencia en casos de autotrasplante de células madre/médula ósea?

La supervivencia en niños después de un autotrasplante de células madre/médula ósea depende de:

  • Qué tipo de cáncer tenga el niño
  • Qué tan bien haya respondido el niño al tratamiento anterior
  • Qué tan lejos se haya propagado el cáncer, si se hubiera propagado, a otras partes del cuerpo

En un estudio reciente, los niños con leucemia promielocítica aguda tuvieron un índice de supervivencia general a cinco años de 82% luego de un autotrasplante de células madre.

Los pacientes con tumores sólidos que sufrieron una recidiva o propagación y que tienen una cierta proteína llamada KIR en las células inmunitarias que combaten el cáncer (células citolíticas naturales) tienen un índice de supervivencia del 70% luego de un autotrasplante de células madre.

¿Por qué acudir a St. Jude para un autotrasplante de médula ósea/células madre?

  • St. Jude es el único Centro Integral para el Cáncer designado por el Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) exclusivamente dedicado a los niños.
  • St. Jude ha creado más ensayos clínicos para el cáncer que cualquier otro hospital infantil en Estados Unidos.
  • La proporción entre enfermeros y pacientes en St. Jude es incomparable: un promedio de 1 por cada 3 en hematología y oncología, y 1 para cada paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos.
  • El Programa de trasplantes de St. Jude tiene una vasta experiencia; ha realizado más de 2500 trasplantes desde 1982.
  • St. Jude cuenta con la acreditación de la Fundación para la Acreditación de Terapia Celular (Foundation for the Accreditation of Cellular Therapy, FACT) para autotrasplantes y alotrasplantes de sangre periférica y médula ósea en niños y adultos.
  • Para mejorar los resultados y reducir efectos secundarios asociados con los trasplantes, los médicos del Programa de trasplantes de St. Jude trabajan muy de cerca con científicos de laboratorio para trasladar rápidamente los descubrimientos del laboratorio a la clínica.
  • Los miembros del personal de apoyo de St. Jude han recibido capacitación especial para atender a niños que reciben autotrasplantes de células madre/médula ósea.
  • Los investigadores están estudiando distintas quimioterapias para el acondicionamiento previo al trasplante, para evitar recidivas. Los científicos están además investigando cómo evitar recidivas mediante la administración de inmunoterapia después del trasplante.

El sitio web de St. Jude está diseñado con fines educativos solamente y no intenta proporcionar asesoramiento médico ni servicios profesionales. La información proporcionada a través de este sitio no debería usarse para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad. Esto no es un sustituto de la atención profesional. Si tiene o sospecha que podría tener un problema de salud, debe consultar a su proveedor de atención médica.