Anemia aplásica

También llamada: anemia aplásica secundaria, anemia aplásica adquirida

¿Qué es la anemia aplásica?

En la anemia aplásica, las células madre de la médula ósea no elaboran suficientes células sanguíneas nuevas. Lo más frecuente es que se vean afectados los tres tipos de células sanguíneas:

  • Los glóbulos rojos, que transportan el oxígeno
  • Los glóbulos blancos, que combaten infecciones
  • Las plaquetas, que ayudan a coagular la sangre y detener hemorragias

En ocasiones muy poco frecuentes, solo resulta afectado uno de los tipos de células.

Si bien la anemia aplásica afecta la cantidad de células sanguíneas que el cuerpo produce, las pocas que sí maduran e ingresan en el torrente sanguíneo son normales.

La anemia aplásica está asociada con algunos tipos de cáncer y tratamientos oncológicos, pero no se considera un tipo de cáncer.

¿Qué tan común es la anemia aplásica?

La anemia aplásica es una enfermedad rara que solo ocurre en una o dos personas por millón cada año. Eso representa entre 300 y 600 casos nuevos entre todos los grupos etarios en EE. UU.

El riesgo de anemia aplásica es más alto entre personas:

  • Expuestas a sustancias químicas tóxicas tales como pesticidas, arsénico y benceno
  • Tratadas por cáncer con radiación y quimioterapia
  • Consumidoras de determinados medicamentos tales como cloranfenicol, usado para tratar infecciones bacterianas, o compuestos de oro, usados para tratar la artritis reumatoide
  • Diagnosticadas con infecciones tales como hepatitis, virus de Epstein-Barr o virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)
  • Diagnosticadas con determinadas afecciones hereditarias entre las que se incluyen anemia de Fanconi, síndrome de Shwachman-Diamond, disqueratosis congénita y anemia de Diamond-Blackfan

¿Cuáles son los síntomas de la anemia aplásica?

Los síntomas de anemia aplásica incluyen:

  • Sensación de cansancio
  • Dificultad para respirar
  • Latidos cardíacos rápidos o irregulares
  • Piel pálida
  • Fiebres frecuentes
  • Infecciones frecuentes que duran un largo tiempo
  • Moretones inexplicables o de fácil aparición
  • Sangrados nasales y encías sangrantes
  • Sangrados que no se detienen con facilidad, aún en casos de cortes pequeños
  • Erupción cutánea
  • Sensación de mareo
  • Dolor de cabeza

¿Cómo se trata la anemia aplásica?

El tratamiento de la anemia aplásica puede incluir transfusiones de sangre, trasplante de células madre/médula ósea y medicamentos para tratar el cáncer asociado y los efectos secundarios de dichos medicamentos.

  • Transfusión de sangre — ayuda a mantener los recuentos sanguíneos a niveles deseados. Se administra sangre compatible con la de su hijo a través de un tubo introducido en una vena. Las células transfundidas sustituyen a las enfermas pero no ayudan a elaborar células sanas nuevas. Las transfusiones de sangre pueden aliviar síntomas pero no tratan las causas de la enfermedad.
    Es posible que se usen versiones manufactradas de sustancias que se elaboran naturalmente en el cuerpo para estimular la producción de más células sanguíneas por parte de la médula ósea. Si este tratamiento funciona, tal vez no sea necesaria una transfusión de sangre.
  • Trasplante de células madre/médula ósea — sustituye las células madre elaboradoras de sangre que están dañadas con células normales de un donante. Administradas a través de un tubo que se introduce en una vena del pecho, las células madre se trasladan hasta la médula ósea y comienzan a elaborar células sanguíneas sanas nuevas. Este tratamiento funciona mejor en niños y adultos jóvenes con anemia aplásica grave que gozan de buena salud y tienen donantes con sangre compatible.
  • Medicamentos — se pueden usar por distintos motivos según las necesidades específicas de su hijo. Por ejemplo:
    • Para suprimir el sistema inmunitario del cuerpo cuando está atacando a sus propias células por error. El medicamento restituye la capacidad de la médula ósea para elaborar células sanguíneas, por lo que tal vez no sean necesarias las transfusiones de sangre. Estos fármacos solo tratan síntomas; no pueden curar la anemia aplásica.
    • Para tratar o reducir el riesgo de infección debido a los bajos recuentos de glóbulos blancos. Se pueden usar medicamentos antibióticos y antivirales que matan bacterias, virus y otros gérmenes.

¿Cuáles son los índices de supervivencia en los casos de anemia aplásica?

Sobre la base de los datos de registros de casos de cáncer, el índice de supervivencia general a cinco años está en el entorno del 80% para pacientes menores de 20 años que se someten a trasplante de células madre/médula ósea.

¿Por qué elegir St. Jude para el tratamiento de la anemia aplásica de su hijo?

  • St. Jude es el único Centro Integral para el Cáncer designado por el Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) exclusivamente dedicado a los niños.
  • La proporción entre enfermeros y pacientes en St. Jude es incomparable: un promedio de 1 por cada 3 en hematología y oncología, y 1 para cada paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos.
  • En un estudio reciente, el índice de supervivencia sin eventos fue del 100% en niños que recibieron un trasplante en St. Jude.
  • St. Jude está preparando un estudio para pacientes que no tengan un donante compatible y en quienes la farmacoterapia solo tuvo un éxito parcial. Los investigadores están planeando usar una terapia que modifique el sistema inmunitario de manera diferente a la farmacoterapia. Se espera que esta terapia interrumpa el proceso de la enfermedad y permita que la médula ósea se recupere y vuelva a producir células sanguíneas.
  • St. Jude también está desarrollando un nuevo régimen de trasplante de células madre/médula ósea para pacientes que no tienen un hermano donante compatible y que no responden a la farmacoterapia.
  • St. Jude tiene uno de los programas de trasplante hematopoyético de células madre más grandes del mundo dedicado a cuidar de niños, adolescentes y adultos jóvenes. Desde que se realizó el primer trasplante hematopoyético de células madre en St. Jude, en 1982, el Programa de trasplantes ha realizado más de 2500 trasplantes.
  • St. Jude cuenta con la acreditación de la Fundación para la Acreditación de Terapia Celular (Foundation for the Accreditation of Cellular Therapy, FACT) para autotrasplantes y alotrasplantes de sangre periférica y médula ósea en niños y adultos.
  • El Programa de trasplantes en St. Jude ha sido parte del Programa nacional de donantes de médula (NMDP) desde 1990. Nuestro centro también proporciona datos al Registro internacional de trasplantes de médula ósea y al Registro de autotrasplantes de médula ósea.
  • St. Jude fue la primera institución en realizar un alotrasplante de células madre/médula ósea a un paciente con anemia drepanocítica.
  • Para mejorar los resultados y reducir efectos secundarios asociados con los trasplantes, los médicos del Programa de trasplantes de St. Jude trabajan muy de cerca con científicos de laboratorio para trasladar rápidamente los descubrimientos del laboratorio a la clínica.
  • Los miembros del personal de apoyo de St. Jude han recibido capacitación especial para atender a niños que reciben trasplantes hematopoyéticos de células madre.

El sitio web de St. Jude está diseñado con fines educativos solamente y no intenta proporcionar asesoramiento médico ni servicios profesionales. La información proporcionada a través de este sitio no debería usarse para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad. Esto no es un sustituto de la atención profesional. Si tiene o sospecha que podría tener un problema de salud, debe consultar a su proveedor de atención médica.