Por qué St. Jude es diferente

 
 

No hay otro lugar como St. Jude. Es posible que ya sepas que St. Jude está a la vanguardia de la investigación y el tratamiento del cáncer infantil y otras enfermedades terminales a nivel mundial. Pero hay un par de cosas más que te podrían sorprender:

 

Nuestras familias nunca reciben una factura por su tratamiento, transporte, hospedaje ni alimentación – porque las familias se dedican a ayudar a sus hijos a vivir.

Muchas familias sienten un alivio cuando se dan cuenta de que St. Jude nunca les enviará una factura por el tratamiento de su hijo, sin importar el costo.

También proporcionamos hospedaje y comidas mientras están aquí, y cubrimos los costos de su transporte. 

 

Existen grandes instituciones de investigación, grandes hospitales y grandes organizaciones caritativas. Pero nosotros somos las tres cosas.

Nuestros científicos y médicos trabajan juntos para convertir los descubrimientos de laboratorio en tratamientos que salvan las vidas de niños.

Y gracias a la generosidad de nuestros donantes, ninguna familia jamás recibe una factura de St. Jude. Aprende más acerca de nuestro modelo operativo único.

 
 

Tenemos una larga historia salvando a niños de todo el mundo, sin importar religión, situación financiera o raza.

Desde el primer momento en que Danny Thomas empezó a recaudar fondos en la década de 1950 para construir un hospital infantil, su misión era ayudar a todos los niños y niñas gravemente enfermos.

De hecho, cuando abrieron las puertas del hospital en 1962, St. Jude fue el primer hospital infantil completamente integrado del sur de los EE.UU.

 

Compartimos lo que sabemos.

St. Jude comparte libremente sus descubrimientos, así que cada niño que es salvado en St. Jude significa que médicos y científicos alrededor del mundo pueden usar esos conocimientos para salvar a miles de niños más.

También damos entrenamiento especializado a profesionales médicos de diferentes países para que puedan aplicar nuestros protocolos en sus propios países.

 

Todo esto es posible gracias a nuestros generosos donantes

Debido a que la mayoría de los fondos de St. Jude provienen de donaciones individuales, St. Jude tiene la libertad de enfocarse en lo más importante – salvar las vidas de niños sin importar su situación económica.

Es por eso que cada dólar hace una diferencia.

Comparte esta página con tus amigos y familiares

Corre la voz

Comparte esta página con tus amigos y familiares para crear conciencia del cáncer infantil y ayudar a niños enfermos en todo el mundo.

Sé parte de nuestra familia

Sé parte de nuestra familia

Recibe las últimas historias de pacientes, noticias de investigación y oportunidades para apoyar a St. Jude al inscribirte para recibir nuestros emails o mensajes de texto.

Inscribirse

 

Comparte. Tu donación los ayuda a vivir.

Donar Ahora

 

También te podría interesar: