4 años, tumor cerebral

Conoce a Shekinah

 

Shekinah es una niña amable que siempre anda en busca de una oportunidad para jugar con sus hermanos. “Es una niña muy feliz”, dijo su padre, Jaimes. “A ella le encanta Peppa Pig y todo lo que sea color rosa o morado”. Pero a comienzos de 2017, la pequeña de tan solo cuatro años repentinamente dejó de ser tan activa como siempre y comenzó a sufrir de constantes dolores de cabeza.

Preocupada, su madre decidió hacer una cita con su doctor. Pero luego de varias visitas al médico sin un diagnóstico definitivo, su madre la llevó a un hospital local, en donde los médicos realizaron una tomografía computarizada. Dentro de horas, la causa de sus síntomas fue descubierta: Shekinah padecía de un tumor cerebral canceroso conocido como meduloblastoma.


No importa quién eres o de dónde vienes, el hospital da el servicio.

Jaimes, papá de paciente Shekinah

 

Luego de someterse a una cirugía de emergencia para remover el tumor, Shekinah y su familia fueron referidos a St. Jude Children’s Research Hospital para su tratamiento y cuidado médico. Los tratamientos desarrollados en St. Jude han ayudado a incrementar la tasa de supervivencia del cáncer infantil de un 20% a más de un 80% desde su fundación hace más de 50 años. No descansaremos hasta que ningún niño muera de cáncer.

En cosa de horas, los padres de Shekinah sabían que estaban en el lugar adecuado. “St. Jude es una bendición”, dijo Jaimes. “No importa quién eres o de dónde vienes, el hospital da el servicio”.  

En St. Jude, Shekinah comenzó un tratamiento que incluyó quimioterapia y radiación, todo sin ningún cobro a su familia. En St. Jude, las familias nunca reciben una factura por su tratamiento, transporte, hospedaje ni alimentación – porque en St. Jude las familias solo se dedican a ayudar a sus hijos a vivir.

 
 

Shekinah es una niña a la que le encanta jugar con sus hermanos.

Hoy, Shekinah ha terminado su tratamiento y regresa al hospital para sus chequeos regulares. Su familia está agradecida por todo lo que St. Jude ha hecho por ellos.

“Todo ha sido una bendición”, dijo Jaimes. “Saber que nunca recibiremos una factura es tremendo. Cada donación a St. Jude es importante porque ayuda a tantos niños, incluyendo a mi hija”.

 

Nuestras familias se enfocan en sus hijos, en lugar de facturas médicas.

Tu donación mensual significa que familias como la de Shekinah nunca recibirán una factura de St. Jude por nada – para dedicarse completamente a ayudar a sus hijos a vivir.

Donar Mensualmente

 

Conozca a más pacientes