Paciente de St. Jude Sheidelys, 1 año, retinoblastoma

Conozca a Sheidelys

“Mamá, tata, hello", fueron las primeras palabras de Sheidelys, una hermosa niña a quien le encanta bailar al ritmo de la música.

“Mamá, tata, hello", fueron las primeras palabras de Sheidelys, una hermosa niña a quien le encanta bailar al ritmo de la música. Ella sin duda es la princesa de la casa.

Un día cuando la madre de Sheidelys estaba cantándole una canción de cuna a su hija, ella notó un reflejo blanco en su ojito. Su madre la llevó de inmediato al doctor local quien refirió a la pequeña a un oftalmólogo. Varios exámenes médicos confirmaron que la pequeña tenía dos masas cancerosas en sus ojos, mejor conocido como retinoblastoma bilateral. “Lo primero que pensé fue que mi hija iba a morir. Fue un momento desgarrador”, expresó su madre.

 

Sheidelys fue referida a St. Jude Children’s Research Hospital donde ella comenzó un tratamiento de quimioterapia para luchar contra el cáncer. Como parte de los efectos secundarios de las medicinas, Sheidelys ha perdido su cabello y apetito, y su pequeño cuerpo se encuentra muy débil. Sin embargo, esta valiente niña está respondiendo positivamente a los tratamientos.

Si St. Jude no hubiese existido, mi hija no estuviera con vida hoy.

La madre de Sheidelys

“Si St. Jude no hubiese existido, mi hija no estuviera con vida hoy”.

Gracias a los donativos de personas generosas como usted, las familias nunca pagan a St. Jude por nada. Sus donaciones han ayudado a cubrir todos los gastos médicos, el hospedaje y la transportación de familias como la de Sheidelys. Como usted se puede imaginar, esto es un gran alivio para los padres de nuestros niños.

Ayude a dar esperanza a niños como Sheidelys quienes luchan contra enfermedades terminales. Conviértase en donante mensual y únase a los Ángeles de Esperanza hoy mismo.

Conviértase en Angel de Esperanza