Paciente Pepe, 2 años, neuroblastoma, con su abuela y mamá

Conoce a la familia de Pepe

"Estando en St. Jude y aprender sobre la supervivencia me dio seguridad. Sabía que mi niño estaba en las manos de doctores y enfermeras que lo iban a ayudar a llegar a donde tiene que estar con su salud."

- Tiffany, mamá de Pepe

Apoya a nuestras Familias de St. Jude
 

Sonia nunca pensó que su familia iba a necesitar de St. Jude Children’s Research Hospital. Pero en los pasados dos años, ella ha estado en St. Jude como madre y abuela, y está agradecida de que St. Jude ha estado ahí para su familia a cada paso del camino.

En 2015, la hija de Sonia, Heather, fue diagnosticada con leucemia promielocítica aguda, un tipo de cáncer de la sangre extremadamente poco común. En St. Jude, ella respondió bien al tratamiento y fue sometida a seis meses de quimioterapia.

 

Pero un año después, lo impensable pasó: Pepe, el hijo de 2 años de edad de Tiffany, la hija de Sonia, fue diagnosticado con neuroblastoma, un tumor canceroso.

“Justo cuando pensábamos que todo había pasado, fue diagnosticado mi nieto”, dijo Sonia. “Fue muy doloroso”. Pero al igual que la familia había hecho con Heather, recurrieron a St. Jude para el tratamiento y cuidado médico de Pepe.

pepe and mom
Pepe and his mom
 

Los tratamientos desarrollados en St. Jude han ayudado a incrementar la tasa de supervivencia del cáncer infantil de un 20% a más de un 80% desde su fundación hace más de 50 años. No descansaremos hasta que ningún niño muera de cáncer.

En St. Jude, el tratamiento de Pepe incluyó quimioterapia. Él ha terminado con su tratamiento y regresa al hospital para sus chequeos regulares.

 

Pepe, paciente de St. Jude, con su tía y abuela

Ayuda a nuestras familias, como la de Pepe, a enfocarse en lo más importante.

 En St. Jude, familias nunca reciben una factura por nada – para dedicarse completamente a ayudar a sus hijos a vivir.

Donar Ahora

 

Conoce a más pacientes