Miguel: una historia de triunfo

Cuando Miguel llegó a St. Jude, lo hizo para vencer el cáncer. Ahora trabaja en el mismo lugar en donde recibió tratamiento, contribuyendo a la misión de salvar a niños enfermos. 

Miguel como paciente

En el 2011, Miguel se encontraba en una dura batalla contra un cáncer en los huesos.

Miguel ahora

Hoy en día, el cáncer está en remisión y Miguel sigue siendo una cara familiar en las instalaciones de St. Jude.

 

Cuando estaba en República Dominicana, Miguel era un adolescente deportista muy sociable. Pero en 2009, cuando experimentó una severa inflamación y un fuerte dolor en su pierna izquierda, un ultrasonido reveló que existía un tumor en su fémur izquierdo. Fue entonces que los doctores determinaron que sufría de un cáncer de hueso llamado osteosarcoma. El cáncer era agresivo y la amputación de su pierna parecía la única opción.

Desesperada por otra solución, la familia de Miguel contactó a una clínica local que se encuentra asociada con St. Jude Children's Research Hospital a través del Programa de Alcance Internacional del mismo hospital St. Jude.

Los tratamientos descubiertos y desarrollados en St. Jude han ayudado a incrementar la tasa de supervivencia del cáncer infantil de un 20 por ciento, cuando el hospital abrió sus puertas en 1962, a un 80 por ciento en la actualidad. Y no nos detendremos hasta que ningún niño muera de cáncer.

St. Jude da esperanza a familias y pacientes que entran por sus puertas.

Miguel

Una vez que Miguel llegó a St. Jude, fue sometido a quimioterapia y a una cirugía de salvamento de la extremidad, que resultó exitosa. Sin embargo en el 2014, el cáncer regresó, siéndole removido un tumor de su pulmón derecho, y afortunadamente los últimos exámenes han mostrado que se encuentra libre de cáncer.

Después de esto, Miguel continúa acudiendo a St. Jude para someterse a revisiones regulares.

Hoy, a sus 23 años de edad, Miguel trabaja en la organización que recauda fondos para St. Jude, además de que estudia ciencias informáticas. "St. Jude da esperanza a familias y pacientes que entran por sus puertas", dijo Miguel.

"El día que yo llegué, supe que estaba en el lugar correcto".

Ayude a dar esperanza a niños quienes luchan contra enfermedades terminales. Conviértase en donante mensual y únase a los Ángeles de Esperanza hoy mismo.

Donar Mensualmente