Paciente de St. Jude Jesús, 11 años, cáncer del tejido suave

Conoce a Jesús

A Jesús se le da muy bien dibujar. Cuando su familia supo que su hijo sufría de un tumor, ellos viajaron a St. Jude para que recibiera cuidado y tratamiento.

Donar Ahora

En junio de 2015, la familia de Jesús supo que su hijo sufría de un tumor desmoplásico de células redondas pequeñas, un tipo de sarcoma en tejido suave. Ellos viajaron a St. Jude Children’s Research Hospital para que Jesús recibiera cuidado y tratamiento, el cual incluye quimioterapia.

Los tratamientos descubiertos y desarrollados en St. Jude han ayudado a incrementar la tasa de supervivencia del cáncer infantil de un 20 por ciento, cuando el hospital abrió sus puertas en 1962, a un 80 por ciento en la actualidad. No descansaremos hasta que ningún niño muera a causa del cáncer.

Estoy agradecida de que exista un lugar como St. Jude.

Geraldin, la mamá de Jesús.

“Estoy agradecida de que exista un lugar como St. Jude”, dice la mamá de Jesús, Geraldin. “Hay mucho apoyo moral de nuestras enfermeras y doctores y recibimos mucha esperanza a través de ellos”.

St. Jude comparte libremente sus descubrimientos, y cada niño salvado en St. Jude significa que los médicos y científicos alrededor del mundo pueden usar esos conocimientos para salvar a miles de niños más.

Jesús está en sexto grado. Su materia favorita es el arte y se le da muy bien dibujar. Le gusta jugar video juegos y construir con Legos. Su superhéroe favorito, aunque le gustan todos, es Batman. A Jesús también le encanta actuar y participar en presentaciones en público.

Ayúdanos a dar esperanza a niños como Jesús, que luchan contra enfermedades terminales. 

Donar Mensualmente

 

Conoce a más pacientes