Paciente Hannah, a los 3 años de edad, leucemia linfoblástica aguda

Conoce a Hannah

Después del diagnóstico, la familia de Hannah fue referida a St. Jude, en donde no tienen que preocuparse de pagar nada, para enfocarse en su tratamiento.

Donar Ahora

Cuando a Hannah se le desarrollaron pequeñas manchas rojas en el cuerpo, llamadas petequias, sus padres pensaron que se debía a un sarpullido. Sin embargo su doctor pensó que estaba relacionado con un virus y ordenó análisis de sangre. El resultado fue devastador.

Hannah tenía leucemia linfoblástica aguda para la cual necesitaría un trasplante, debido a una mutación genética. En St. Jude Children’s Research Hospital, el tratamiento de Hannah ha incluido quimioterapia y un trasplante haploidéntico.

St. Jude comparte libremente sus descubrimientos, ya que un niño salvado en St. Jude significa que médicos y científicos alrededor del mundo pueden utilizar el conocimiento para salvar a miles de niños más.

 

Es una bendición estar aquí, porque St. Jude hace que solo nos enfoquemos en ella.

Chandra, mamá de Hannah

Hannah y su familia nunca recibirán una factura de St. Jude por su tratamiento, transporte, hospedaje ni alimentación – porque la única preocupación de las familias debe ser ayudar a sus hijos a vivir.

Hannah

Hannah es una niña muy sociable a quien le encanta la música. Ella suele esperar con entusiasmo las sesiones de terapia musical en St. Jude.

“Esto ha cambiado completamente nuestro enfoque de  ‘¿Cómo vamos a pagar?’ a simplemente concentrarnos en Hannah”, dijo la mamá. “Es una bendición estar aquí, porque St. Jude hace que solo nos enfoquemos en ella”.

Nota del editor: Sentimos informarle que Hannah perdió su batalla en agosto del 2018.

Tu donación representa nuevas y mejores curas para niños como Hannah

Donar Ahora