Conoce a Donovan

 

3 años, cáncer cerebral

 
 

Durante un mes, Harley, la mamá de Donovan, buscó en vano una respuesta relacionada al dolor de cuello, dolor de oídos y vómitos de su hijo. Un día, mientras miraba los dibujos animados en la televisión, Donovan dijo que veía a su personaje favorito en dos lugares al mismo tiempo: doble visión. Harley llevó a Donovan a la sala de emergencias, en donde una tomografía computarizada reveló un tumor. Donovan tenía cáncer cerebral.

“Sabía que había un problema, pero nunca imaginé que era esto”, dijo Harley. “Yo sabía que los niños se podían enfermar de cáncer, pero nunca imaginé que, bueno… todos piensan que no es común hasta que te toca a ti”.

 
 
Donovan, paciente de St. Jude

Después de una cirugía de emergencia para remover la mayor parte posible del tumor, la familia tomó el consejo del cirujano y fueron referidos a St. Jude Children’s Research Hospital.

St. Jude ha logrado importantes avances diagnosticando y tratando meduloblastoma, el tipo de cáncer cerebral de Donovan. Y ahora, en el campus de St. Jude se encuentra el primer centro de terapia de protones del mundo en el cual se atiende exclusivamente a niños con cáncer. 

Donovan, paciente de St. Jude
 
 

Además de terapia de protones, Donovan recibió quimioterapia en St. Jude. Todo fue provisto sin costo alguno para su familia porque gracias a la generosidad de los donantes, las familias nunca reciben una factura de St. Jude por nada.

Donovan, paciente de St. Jude, con su familia

Donovan, paciente de St. Jude, con su mamá Harley (a la derecha), y el resto de su familia, Kelly y Patricia

Donovan terminó su tratamiento de cáncer en diciembre de 2017, justo a tiempo para estar en casa durante la Navidad. Este pasado diciembre, él celebró otra Navidad sin cáncer. Donovan va a la escuela y tiene muchos amigos. 

“Él es muy tímido al principio, pero cuando empiezas a conocerlo, se abre”, dijo su mamá. 

Lo que le encanta más de la escuela es “poder compartir con sus amigos”, y prefiere viajar en el autobús con ellos, en lugar de que su mamá lo lleve a la escuela.

 
 
Donovan, paciente de St. Jude, sentado

Donovan ha celebrado más de un año de estar libre de cáncer después de pasar por tratamiento para meduloblastoma, un tipo de tumor cerebral.

Donovan viaja a St. Jude cada tres meses para sus chequeos de rutina, pero pronto solo tendrá que venir al hospital cada seis meses – una meta muy importante de post-tratamiento.

“Vamos avanzando”, dijo su mamá. “Estamos emocionados. No es que no nos guste ir a St. Jude – es realmente increíble – pero pasar tiempo con familiares y amigos es lo más importante”.

 
 

Al terminar su tratamiento, Donovan celebró una fiesta de “No more chemo” con su familia y doctores.

 
 

Ayúdanos a dar esperanza a niños como Donovan, que luchan contra el cáncer.

Donar Ahora

 
 

Conoce a más pacientes