Conoce
a Diego

14 años, cáncer de la sangre

 

Durante un día normal en St. Jude Children’s Research Hospital, uno puede oír los sonidos de zapatos por los pasillos y un abundante sonido de voces conversando en la cafetería Kay Kafe, acompañado de anuncios en los altavoces del hospital.

Es durante un día especial que puedes oír los sonidos suaves de un ukelele en el fondo, en un concierto para los doctores y enfermeras del hospital.

Hoy, Diego está tocando el ukelele para el Dr. Pui, el oncólogo que lo está tratando para curarlo de leucemia linfoblástica aguda, el tipo más común de cáncer infantil.

Paciente de St. Jude Diego con su mamá, Grethel

Diego, paciente de St. Jude, con su mamá, Grethel

Para Diego, la travesía en St. Jude empezó hace tres años, después de haber terminado su primer tratamiento para leucemia en una de las clínicas afiliadas de St. Jude en El Salvador, su país natal. Un día, Diego empezó a sentirse enfermo y sus doctores creían que tenía anemia.

Exámenes adicionales revelaron que la leucemia original de Diego había regresado en una forma mutada. Después de haber sido diagnosticado con leucemia linfoblástica aguda, la familia fue referida a St. Jude para recibir un nuevo protocolo médico.

Paciente Diego en el hospital St. Jude

Al llegar a St. Jude, la familia encontró una nueva esperanza.

“Encontramos un gran alivio”, dijo Grethel, la mamá de Diego. “Desde escuchar en El Salvador que Diego tenía un 30% de posibilidad para sobrevivir a llegar aquí y escuchar que todo iba a salir bien”.

Los tratamientos desarrollados en St. Jude han ayudado a incrementar la tasa de supervivencia del cáncer infantil de un 20% a más de un 80% desde su fundación hace más de 50 años.

Paciente de St. Jude Diego con su papá

Paciente Diego con su papá

En St. Jude, Diego recibió tratamiento y pudo compartir su amor por la música no sólo con el Dr. Pui pero también con el cantante mexicano, Saul ‘El Jaguar’ Alarcón. Alarcón tuvo la oportunidad de interactuar con Diego y su familia mientras visitaba el hospital por primera vez.

“Te sientes que estás en casa”, dijo Alarcón sobre St. Jude. “Imaginarme a Diego y su familia, lo que están pasando, y a la vez tener tanta fe, y aparte que cuenten con la bendición de que St. Jude los apoye, es algo fabuloso”.

Paciente de St. Jude Diego con el cantante mexicano, Saul ‘El Jaguar’ Alarcón

Diego pasando tiempo con el cantante mexicano, Saul ‘El Jaguar’ Alarcón

Para la familia de Diego, St. Jude es una oportunidad de ayudar no sólo a Diego pero a otros también.

“Diego una vez me preguntó, ‘¿Cómo es que todos tienen una vida normal, pero yo no?’” dijo Luis, el papá de Diego. “Y yo le dije, ‘Tú estás enfrentando algo que nadie más está enfrentando, y tienes que aprovecharlo. Tienes que aprovechar al máximo todo lo que viene’. Yo veo a Diego conquistando el mundo y ayudando a las personas, porque si estamos aquí es para aprender cómo ayudar a otras personas”.

Ahora ya que empezó el noveno grado, a Diego le gusta tocar en su propia banda de rock. También disfruta estudiar matemáticas, compitiendo a nivel nacional y ocupando el quinto lugar entre 140 competidores en El Salvador. En el futuro, sus padres lo ven sin cáncer, viajando el mundo y dando charlas motivacionales.

 

El mejor regalo en la vida es ayudar a otros. Es esa misma esperanza, la vida que le dieron a mi hijo aquí.

Grethel, la mamá de Diego

Ayúdanos a dar esperanza a niños como Diego, que luchan contra el cáncer.

Donar Ahora

 

Conoce a más pacientes