Sept

Mes de Concientización
del Cáncer Infantil

Conoce
a Cameron

Cameron, paciente de St. Jude
9 años  |  tumores en el cerebro y columna vertebral

 

Cameron es el niño con la sonrisa mágica.

Su padre, Wardell, dice que, “desde aproximadamente los 5 meses de edad, sabíamos que él tenía algo especial. Todos los padres dicen eso, pero estoy siendo honesto. Él es de una familia de seis hijos, pero él está a otro nivel”. Cameron es un niño muy cariñoso y tiene algo que atrae a las personas hacia él.

Cameron siendo chistoso

A Cameron siempre le ha gustado hacer reír a sus familiares y amigos

En 2016, cuando Cameron estaba en el segundo grado, se cayó de la escalera mientras jugaba con sus hermanos. Después de esa caída, Cameron no podía caminar. Su papá lo tuvo que llevar en brazos a una sala de urgencias. Fue ahí donde una resonancia magnética reveló tumores en tres lugares distintos de su columna vertebral. Además, una segunda resonancia mostró un tumor en su cerebro.

“Escuchas que puede ser un tumor en el cerebro y. . . pareciera que no escuchas más", dijo Wardell. "Es como si tu cuerpo se separara de tu mente. Fuera de la realidad. Pero estábamos preparados para hacer todo para luchar por nuestro hijo". Eso significó que la familia viniera a St. Jude Children’s Research Hospital.

Cameron con su papá

Cameron con su papá, Wardell

Luego de someterse a tres cirugías para extirpar los tumores en un hospital infantil en su estado de residencia, Cameron y su familia fueron referidos a St. Jude y llegaron alrededor del Día de Acción de Gracias. 

Los tratamientos desarrollados en St. Jude han ayudado a incrementar la tasa de supervivencia del cáncer infantil de un 20% a más de un 80% desde su fundación hace más de 50 años. No descansaremos hasta que ningún niño muera de cáncer.

Cameron y su mamá delante de la estatua de Danny Thomas

Cameron y su mamá delante de la estatua de Danny Thomas en el campus de St. Jude

St. Jude ha avanzado mucho en sus investigaciones para combatir el meduloblastoma. En St. Jude, Cameron empezó un plan de tratamiento que incluyó radiación y quimioterapia. "A pesar de que Cameron estaba bajo tratamiento", relata su padre, "tuvimos la oportunidad de regresar a casa para celebrar la Navidad. Estábamos tan felices porque somos una familia muy cercana y no estamos acostumbrados a estar separados. Pero cuando llegamos a casa, Cameron y yo estábamos ansiosos porque St. Jude es un lugar mágico. El nivel de servicios es excepcional y nos sentíamos más seguros en St. Jude que en nuestra propia casa".

"Le dije a mi esposa que teníamos que ser donantes. Teníamos que donar a St. Jude. Ella me respondió, ‘yo ya te gané'. Su lugar de trabajo participaba en la campaña de donación de empleados y ella llevaba cinco años donando al hospital, mucho antes de la enfermedad de nuestro hijo”.

Cameron con su mamá

Cameron completó su tratamiento en el verano de 2017 pero todavía regresa a St. Jude para sus chequeos de rutina, durante los cuales usa su sonrisa para iluminar el hospital.

 Fue a través de la enfermedad de Cameron que aprendimos a mantener nuestra esperanza en la humanidad. St. Jude nos recordó que hay más personas buenas que malas en este mundo.

Wardell, papá de Cameron

“Aunque él sea tan solo un niño, es mucho más fuerte que yo”, dijo Wardell. “Él nunca se ha quejado y ha sido un ejemplo para todos los que han estado a su alrededor. Una de las cosas que aprendí de esta experiencia es que no puedes dar la vida por hecha, tienes que valorar las cosas pequeñas. Si mantienes una perspectiva positiva y sigues para adelante, puedes impactar a las personas que están a tu alrededor".

Cameron con su mamá
Childhood Cancer Awareness month banner

Septiembre es el Mes de Concientización del Cáncer Infantil

Terminemos con el cáncer infantil. Todos juntos.

Apóyanos en la Caminata/Carrera de St. Jude contra el Cáncer Infantil.

Encontrar una Caminata/Carrera

 

Conoce a más pacientes