Andrés tiene esperanza para su futuro

En Costa Rica no era posible realizarle un trasplante de médula ósea, pero St. Jude le ha dado esperanza a su familia.

En abril del 2014, los médicos en su natal Costa Rica descubrieron que Andrés sufría de leucemia mieloide aguda, un cáncer agresivo de la sangre. La mejor opción para tratar la enfermedad de Andrés - un trasplante de médula ósea - no estaba disponible en Costa Rica, por lo que sus médicos contactaron a St. Jude Children’s Research Hospital.

Los tratamientos desarrollados en St. Jude han ayudado a incrementar la tasa de supervivencia del cáncer infantil de un 20 a más del 80 por ciento desde que St. Jude abrió sus puertas hace más de 50 años.

Cuando la familia de Andrés recibió la noticia de su diagnóstico, ellos desconocían acerca del trabajo de St. Jude. Pero al enterarse de que St. Jude ofrecería a Andrés el mejor tratamiento sin costo alguno, "fue como un milagro", dijo su padre, Mario. "No teníamos idea de a dónde íbamos. Fue una gran sorpresa saber que yo no tenía que pagar nada ni preocuparme por eso en lo absoluto. Y fue increíble ver el tipo de instalaciones que St. Jude brinda".                                                                   

Andrés ha terminado con su tratamiento y se encuentra en su hogar en Costa Rica. A él le encantan las ciencias, dibujar, los video juegos y el fútbol. Andrés sigue visitando St. Jude regularmente para sus chequeos médicos. 

Ayúdanos a dar esperanza a niños como Andrés, que luchan contra enfermedades terminales. 

Donar Mensualmente

 

También te podría interesar...