Una promesa cumplida

En memoria de su hermano, Rubén desarrolló una pasión por el atletismo que lo llevó a correr un maratón como St. Jude Hero. 

 

– ¿Si hubiera algo que pudieras hacer de nuevo en tu vida, qué sería? Rubén le preguntó a Jim en una noche en la que Jim ya se encontraba internado en un hospicio.

– ¡Correría! Contestó Jim.  

Sentado en una banca del Danny & Rose Marie Thomas Memorial Garden, dentro del campus de St. Jude Children's Research Hospital, en un cálido día a finales de octubre, Rubén recordaba con lágrimas en los ojos aquel momento. Extrañando a su hermano.

Rubén recuerda los pensamientos que pasaban por su mente esa noche en el hospicio. Pensaba en hacerse una promesa a sí mismo para correr al menos un medio maratón en honor a Jim. Esa promesa fue cumplida durante el Rock ‘n’ Roll Denver Half-Marathon en 2016.

Pero Rubén no paró allí.

 

En octubre del 2017, Rubén y Connie visitaron juntos el St. Jude Children's Research Hospital. Ellos han participado en el Rock 'n' Roll Denver como Heros de St. Jude.

“Ahora que me he enamorado de esto, es aún más gratificante, pero me queda ese sentimiento de lo que él debió haber disfrutado y de cómo me hubiera gustado haber podido compartir con él”, dijo Rubén.

En 2017, Rubén se inscribió como Hero de St. Jude para el Rock ‘n’ Roll Denver, esta vez en honor a un pequeño de un año que es hijo de uno de sus compañeros de trabajo. El niño sufría de Linfoma no Hodgkin, un cáncer del sistema inmune.

El pasado otoño, después de correr en Denver, Rubén y su esposa Connie pudieron visitar St. Jude mientras hacían un viaje de negocios a Memphis. Rubén describió su visita como algo “increíblemente impresionante. Caminas y a tu alrededor ves a familias que están enfrentando una lucha. Lloré al ver a estas familias. Pero en ellas no ves esa tristeza que hay en un hospital típico. Ves a esas familias caminando a tu alrededor y sabes que tienen esperanza, esa es la mejor manera en que se puede describir a St. Jude", dijo.

Ruben Roman corriendo como Hero de St. Jude el medio maratón en el Rock 'n' Roll Denver

Rubén Roman corriendo como Hero de St. Jude el medio maratón en el Rock 'n' Roll Denver

Rubén conoce la esperanza. Él tiene esperanza gracias a Jim y tiene esperanza por su hermana, quien en 2014 fue diagnosticada con leucemia. Y aun cuando su hermana y el hijo de su compañero no son tratados en St. Jude, Rubén vino a aprender que St. Jude comparte libremente sus descubrimientos y avances médicos, y que cada niño salvado en St. Jude significa que doctores y científicos pueden usar ese conocimiento para salvar a miles de niños más alrededor del mundo.

“Empiezas a darte cuenta de que no es sólo St. Jude, es una red mundial”, dice.

Veterano de la naval estadounidense con destacamentos en el extranjero, a sus 55 años de edad Rubén goza de fuerza y una gran condición. Pero él sabe que hasta el más preparado físicamente se topa con una pared cuando se corre una larga distancia. Para Rubén siempre hay un paso extra, otra milla por delante, siempre por los niños de St. Jude.


“Solo pienso en seguir, seguir peleando fuerte, porque hay gente que está peleando mucho más fuerte de lo que yo lo hago ahora. Cuando me contacté con St. Jude sabía que esto era algo de lo que yo quería ser parte por el resto de mi vida de aquí en adelante, esto es muy importante, muy especial”.


Rubén Roma

Ayude a nuestras familias a enfocarse en sus hijos y no en facturas médicas.

Cuando hace una donación a St. Jude, está ayudando a que nuestras familias nunca reciban una factura por nada.

Donar Mensualmente

 

Más historias inspiradoras