Celebración del Mes de la Herencia Hispana

 

Para remarcar el Mes de la Herencia Hispana (15 de septiembre al 15 de octubre), St. Jude destaca los aportes de nuestros médicos, científicos y personal hispano y latinoamericano cuya dedicación y experiencia son fundamentales para progresar con nuestra misión mundial. Aquí, algunos de nuestros investigadores y médicos comparten lo que inspira su trabajo.


 

Miguela Caniza, MD

Miguela Caniza, MD

Ascendencia: paraguaya

Miembro Asociado del cuerpo docente de St. Jude | Directora del Programa de Enfermedades Infecciosas, Alcance Internacional

En sus 15 años en St. Jude, la Dra. Miguela Caniza ha ayudado a salvar las vidas de muchos niños con cáncer, pero no en cuanto a tratar la enfermedad. En lugar de ello, ha usado su pericia para ayudar a hospitales de todo el mundo a proteger a pacientes pediátricos con cáncer contra infecciones potencialmente mortales.

“Lo más reconfortante es poder ejercer un impacto en los profesionales locales y compartir distintas maneras de usar los conocimientos y destrezas, y forjar amistades con ellos", expresa la profesional. “Aprendo de ellos y me permiten compartir lo que sé. Son personas muy inteligentes, fantásticas con quienes trabajar y que tienen un corazón enorme. Y esto es lo que me gusta: trabajar con estos campeones locales".


 

Angela K. Carrillo, PhD

Angela Carrillo

Nacionalidad: peruana

Miembro de postdoctorado, laboratorio de R. Kiplin Guy, PhD, Química Biológica y Terapeútica

Ángela Carrillo, PhD, vino a St. Jude desde Perú atraída por la ciencia de avanzada. Sin embargo, desde el momento que llegó, se dio cuenta que había algo más que la motivaba a trabajar. "Ver a niños padeciendo tan terribles enfermedades a diario es un constante recordatorio de por qué estamos aquí", dice.

Ahora, está utilizando sus habilidades como química orgánica para buscar nuevas maneras de luchar contra infecciones parasitarias potencialmente mortales. "La malaria mata a un niño por minuto en África", dice. "Y mata a niños que son más vulnerables debido a los problemas sociales, económicos y políticos de sus países".

Según su punto de vista, luchar contra la enfermedad pediátrica más letal del mundo encaja perfectamente con la visión del fundador de St. Jude, Danny Thomas. "Ningún niño debería morir en el amanecer de su vida", recuerda. "Creo que esa idea específica no tiene limitaciones". 


 

Diego R. Hijano, MD

Diego Hijano

Nacionalidad: argentino

Especialista en Clínica, Programa de Especialización de Enfermedades Infecciosas Pediátricas

Diego Hijano, MD, admite haberse sentido un poco deslumbrado cuando se lo entrevistó para su especialización clínica en St. Jude. "En Argentina, conocía acerca de St. Jude y lo que hacen. Tener la oportunidad de venir y hablar con los investigadores cuyos trabajos había leído — no podía creer que los iba a conocer en persona", dice, sonriendo. "Fue como conocer celebridades".

Hijano actualmente divide su tiempo entre la clínica y el laboratorio, donde está investigando acerca de cómo el sistema inmunitario protege a los niños de los virus respiratorios. Trabajar como médico-científico es la concreción de un objetivo que tuvo por mucho tiempo, y para él, St. Jude es el lugar perfecto para hacerlo.

"Hay un estupendo ambiente, con recursos increíbles tanto para los médicos como para los científicos", dice. "El apoyo que se recibe de los colegas es impresionante. Es como formar parte de una pequeña comunidad que tiene una idea clara de a dónde quiere llegar", dice. "Todos están siempre esforzándose para mejorar".


 

Raul C. Ribeiro, MD

Raul C. Ribeiro, MD

Ascendencia: brasilera

Miembro del cuerpo docente de St. Jude

Cuando el Dr. Raúl Ribeiro oyó hablar por primera vez de St. Jude, estaba en un hospital en Brasil, buscando desesperadamente maneras de salvar a sus jóvenes pacientes con leucemia. “Me dijeron que había un lugar en los Estados Unidos donde se curaba la leucemia y no lo creí", expresa el médico. Intrigado, visitó el campus y se convenció. Desde ese entonces ha pasado más de 30 años en St. Jude desarrollando mejores tratamientos para los pacientes con leucemia de todo el mundo.

Según Ribeiro, el gran apoyo que St. Jude brinda a las familias es fundamental para igualar las condiciones de los niños con cáncer. “Este es el sueño de cualquier médico, trabajar en un lugar donde las familias no tengan que pagar por recibir atención”, expresa él. “Es un mensaje muy fuerte el que envía St. Jude con respecto a que todas las personas deben ser tratadas por igual”.


 

Fátima Rivas, PhD

Fátima Rivas, PhD

Herencia nacional: salvadoreña

Miembro Asistente del cuerpo docente de St. Jude

¿Podría una simple flor tener la cura para la leucemia? Fátima Rivas, PhD, está apostando en eso. Como químico sintético de profesión, está usando su destreza para aislar miles de compuestos naturales de plantas medicinales y otros materiales, en busca de productos naturales que puedan combatir el cáncer. Ella trabaja en colaboración con botánicos de todo el continente Americano, quienes comparten sus colecciones de flores para descubrir nuevos tratamientos.

Rivas se unió al cuerpo docente de St. Jude hace cinco años, atraída por la posibilidad de convertir sus fundamentales descubrimientos de laboratorio en tratamientos para los pacientes. “Los laboratorios de vanguardia de St. Jude ofrecen a los científicos la capacidad de llevar la ciencia básica a la clínica en un corto período de tiempo", expresa. “Y eso es lo que nos proporciona impulso, el hecho de que lo que haces tiene el potencial de salvar la vida de un niño”.


 

Víctor M. Santana, MD

Víctor M. Santana, MD

Ascendencia: puertorriqueña

Miembro del cuerpo docente de St. Jude | A cargo de la investigación Charles B. Pratt de tumores sólidos | Vicepresidente de la Administración de Ensayos Clínicos | Director Asociado de Investigaciones clínicas del Centro para el Cáncer de St. Jude

El Dr. Víctor M. Santana, tiene un afecto enorme por St. Jude que ha continuado así durante sus 32 años en el hospital, donde se centró en el descubrimiento de nuevos tratamientos para niños con tumores sólidos. “Una de las experiencias más gratificantes que tengo como médico de St. Jude es ver a esos pacientes que sobreviven y regresan años más tarde para visitarnos”, expresa el médico.

“Esas experiencias demuestran que realmente somos parte de una familia más grande", agregó. “Nos sentimos honrados cuando regresan y nos dicen: ‘Miren, estamos bien, tenemos una familia, trabajamos, nos hemos integrado a la sociedad’. Pienso que eso es lo que nos da la mayor fortaleza para continuar y enfrentar nuevos desafíos".


 

Jessica M. Valdez, MD

Jessica Valdez

Ascendencia: hispanoamericana

Especialista en Clínica, Programa de Especialidad en Hematología-Oncología

Para Jessica Valdez, MD, completar la capacitación médica avanzada en St. Jude es el cumplimiento de una misión personal. "El sueño de toda mi vida fue ser pediatra oncóloga en St. Jude", dice. "Siempre me esforcé para lograrlo. Cuando caminé por estos pasillos el día de mi entrevista y vi a los niños por todos lados, me di cuenta que era aquí donde quería estar".

Valdez divide su ocupada agenda entre la atención de los jóvenes pacientes y la investigación acerca de cómo el riesgo de cáncer se puede transmitir en las familias. El trabajo es intenso, pero gratificante, especialmente cuando puede celebrar los logros importantes con sus pacientes, como al final de una terapia de cáncer después de un tratamiento exitoso.

"Me encanta cuando llego a mi casa y encuentro confeti en mi cabello", dice. "En ese momento sé que fue un buen día".


 

Anthony E. Zamora, PhD

Anthony Zamora

Herencia nacional: mexicano

Miembro de postdoctorado, laboratorio de Paul G. Thomas, PhD, Inmunología

La inspiración para convertirse en un científico puede provenir de lugares inusuales. Para Anthony Zamora, PhD, fue un héroe de acción de televisión de la década de 1980. "En mi niñez, no estaba muy expuesto a la ciencia, pero era muy fanático de MacGyver", dice riendo. "Siempre me fascinó su habilidad de manipular su entorno para encontrar una solución a los problemas".

Zamora está actualmente haciendo una capacitación de postdoctorado en St. Jude como inmunólogo, donde investiga cómo el cuerpo se defiende contra los virus y el cáncer. Y encontró una nueva inspiración.

"Tengo una hija de 5 años, y el hecho de que la investigación en St. Jude esté orientada hacia las enfermedades pediátricas es importante para mí", dice. "Solo con ir a la cafetería y ver a los pacientes todos los días, uno ya sabe cuál es su objetivo final".

Debido a que la mayoría del financiamiento de St. Jude proviene de donaciones individuales, St. Jude tiene la libertad de enfocarse en lo más importante — salvar las vidas de niños sin importar su situación económica.

Donar Ahora

 

Oportunidades profesionales y capacitación en St. Jude

  

En St. Jude, su desempeño profesional marca una diferencia. Ofrecemos destacadas oportunidades en las ciencias básicas y traslacionales, investigación clínica, atención al paciente y muchas otras áreas para personas talentosas.

Unirse a Nuestro Equipo