En St. Jude, Olivia recupera la visión que el cáncer le quitaba

Nacida en México, Olivia es una excelente estudiante y apasionada lectora. Ni siquiera su diabetes interferiría con su sueño más grande de ser escritora.

Una noche Olivia chocó contra un objeto grande que se encontraba frente a ella; estaba perdiendo la vista. Al día siguiente su mamá la llevó con el oftalmólogo, preocupada de notar una mancha de sangre en su ojo derecho.

olivia

Después de varios estudios, el diagnóstico fue un tumor de células germinativas en el cerebro, por el que Olivia estaba perdiendo la vista. Toda la familia se reunió para rezar por la salud de Olivia. Ella dice que Dios escuchó sus súplicas, trayéndolos a St. Jude. “Cuando llegamos a St. Jude me puse muy feliz de ver lo grande y hermoso que era”, añade.

St. Jude está a la vanguardia de la investigación y el tratamiento del cáncer infantil y otras enfermedades terminales a nivel mundial, lo cual representa esperanza para miles de niños como Olivia.

A sus 11 años, Olivia se ha sometido valientemente a un agresivo tratamiento de quimioterapia que duró 4 meses. En ese tiempo, Martha ha estado siempre a su lado, sin ninguna otra preocupación que no sea el bienestar de Olivia, porque en St. Jude las familias nunca reciben una factura por tratamiento, transporte, hospedaje y alimentación.

Recientemente su vista ha comenzado a mejorar en uno de sus ojos gracias a que el tumor está reduciendo su tamaño debido al tratamiento. En St. Jude se le ha provisto de un aparato con el que ahora puede ver letras y ha vuelto a disfrutar de la lectura.

Gracias a St. Jude, Olivia también ha regresado a la escuela. Tendrá la oportunidad de cumplir su sueño de ser escritora.

Dona Ahora