Empleados de St. Jude: El pulso del hospital

Para los empleados que dedican sus vidas a St. Jude, trabajar en el hospital es más que tan solo un empleo. Es una vocación.

Por Elizabeth Jane Walker; fotos de Justin Veneman

A diverse group of St. Jude employees smile and pose for selfies.
A diverse group of St. Jude employees smile and pose for selfies.

Tiempo de selfies

Un pequeño grupo de docentes y personal de St. Jude se reúnen a tomarse una foto para celebrar el más reciente permio de la revista Fortune.

 

Provienen de los 50 estados y de más de 80 países extranjeros, inspirados por la misión, maravillados por las fenomenales instalaciones científicas. Estas personas se entregan y dedican sus intelectos, su compasión y su energía en pos de un objetivo: encontrar curas y salvar niños.

Ellos son los empleados de St. Jude Children's Research Hospital.

Miles de docentes y miembros del personal trabajan juntos noche y día para hacer descubrimientos y avanzar para llegar a las curas. Ya sea que estén practicando medicina y ciencia, calibrando maquinaria de última generación o cocinando platos gourmet, los empleados de St. Jude ofrecen a las familias una luz en la oscuridad.

"Es nuestro diverso y talentoso plantel el que nos hace ser lo que somos", dice James R. Downing, MD; presidente y director general de St. Jude

Ampliamente homenajeado por sus méritos clínicos y científicos, St. Jude ahora lidera muchas listas como uno de los mejores lugares de trabajo en Estados Unidos.

¿El motivo?

"Nuestros pacientes y sus familias nos inspiran a continuar buscando curas y mejorando los tratamientos", explica Dana Bottenfield, vicepresidenta de Recursos Humanos de St. Jude. "Nuestros empleados se conectan con nuestra misión, y estamos concentrados en fomentar una cultura que les permita hacer su mejor trabajo".

Nuestros empleados se conectan con nuestra misión, y estamos concentrados en fomentar una cultura que les permita hacer su mejor trabajo.

Dana Bottenfield

 

Durante los últimos ocho años, St. Jude ha sido nombrado como una de las "100 mejores compañías para las cuales trabajar" por la revista Fortune. En 2018, Glassdoor incluyó al hospital en su lista de los mejores lugares para trabajar en el país. La revista People ha recomendado a St. Jude como una de las "Compañías que se preocupan". Fortune también elogió la institución como uno de los mejores lugares para trabajar para mujeres e integrantes de la generación del milenio, así como también para la diversidad y la atención médica. Y el gobierno federal ha elogiado a St. Jude por el apoyo que ofrece a los empleados que cumplen servicios en el ejército.

Estos galardones inspiran a los empleados de St. Jude a trabajar con más ahínco. Muchos de los integrantes del personal son los mejores en sus áreas — lo que incluye a los investigadores del Howard Hughes Medical Institute, un ganador del Premio Nobel y miembros del Instituto de Medicina y la Academia Nacional de Ciencias.

Estos empelados son atraídos por la misión y los recursos inigualables, pero se quedan debido al ambiente de colaboración, un lugar donde pueden salvar las vidas de los niños hoy y descubrir las curas del mañana.

"Debemos ser audaces y ambiciosos, perseguir grandes sueños y buscar la excelencia científica y médica", dice Downing. "Es nuestro legado y nuestro futuro".