Dar las gracias — Walter Spears

El capellán de St. Jude, Walter Spears discute por qué está agradecido por un oficio que expande sus horizontes y le da la flexibilidad de pasar tiempo con sus seres queridos.

Walter Spears

Antes de llegar a St. Jude Children’s Research Hospital en septiembre de 2007, nunca me tomaba el tiempo de almorzar al mediodía. Pero descubrí que almorzar en la cafetería del hospital con mis colegas capellanes es una parte valiosa de mi día de trabajo y algo que deseo hacer.

Estoy agradecido de tener relaciones sanas y fuertes con mis colegas. Durante el almuerzo, frecuentemente tenemos conversaciones en las que nos desafiamos unos a otros para pensar las cosas de manera diferente o desde otros puntos de vista. Nuestras conversaciones durante el almuerzo son mucho más que una pausa para comer. Estos momentos nos permiten detenernos y reagruparnos antes de volver a trabajar en la tarde.

Trabajar en un ambiente con miembros del personal y profesionales tan talentosos me entusiasma y motiva por la energía de todos. Hay muchas personas ambiciosas trabajando en St. Jude y ese optimismo y entusiasmo me motiva todos los días. Actualmente estoy involucrado en una especialización práctica basada en la evidencia, que es un programa de un año en el cual exploramos las prácticas clínicas existentes y la mejor evidencia de investigación para hacer cambios en las prácticas. La especialización es otra manera en la que me pongo metas profesionales para crecer en mi cargo.

No existe un día típico de trabajo para mí, pero frecuentemente empiezo reuniéndome con los pacientes que tengo programados para ese día o interactúo con los miembros del personal. A veces, mi rol implica estar disponible para cualquier cosa que pueda suceder, respondiendo las necesidades espirituales, religiosas y emocionales de los pacientes, familias y empleados.

También estoy agradecido por las relaciones a largo plazo que puedo fomentar con los pacientes y las familias. Muchos de nuestros pacientes reciben tratamiento por períodos largos de tiempo, lo que me permite trabajar con las familias de una manera más profunda y me da la oportunidad de ver madurar a los pacientes y a las familias durante el tiempo que están en St. Jude.

Pongo toda mi pasión en la atención espiritual en mi trabajo. Al final del día, deseo pasar tiempo con mi esposa y mi hija de 14 años. No me he perdido ninguno de los momentos especiales de la vida de mi hija y eso se lo atribuyo a St. Jude, que me permite tener un equilibrio entre mi vida personal y mi vida profesional. Es muy importante para mí tener la flexibilidad de mantenerme en contacto con mi familia y por eso, estoy muy agradecido.

Walter Spears es parte del personal de capellanía en los Servicios de atención espiritual.

Oportunidades profesionales y capacitación en St. Jude

  

En St. Jude, su desempeño profesional marca una diferencia. Ofrecemos destacadas oportunidades en las ciencias básicas y traslacionales, investigación clínica, atención al paciente y muchas otras áreas para personas talentosas.

Unirse a Nuestro Equipo