Karina Perez-Ortiz ha participado en la Muestra de Arte Adolescente de St. Jude en los últimos cuatro años.

Creando belleza durante una lucha fea

Si recorre los pasillos de St. Jude, no se puede perder la Galería de Arte Adolescente. Es una colección de obras de arte realizadas por pacientes adolescentes que vierten sus pensamientos y emociones sobre un lienzo. Por cuarto año consecutivo, estoy exhibiendo una pintura allí.

He participado en la Muestra de Arte Adolescente de St. Jude todos los años desde 2015. Todos los años, cuando escucho que se acerca, me entusiasmo. Es importante tener pequeñas cosas que dan ánimos mientras se atraviesa un tratamiento.

El Programa de Vida Infantil (Child Life) del hospital organiza el evento. El tema de la exhibición lo elegimos nosotros, los pacientes adolescentes, junto con los especialistas de Vida Infantil. Los artistas no están obligados a seguir el tema, pero ayuda a pensar ideas. El tema de este año es “El hogar es donde está el corazón”, lo cual realmente me transportó a mi hogar.

Yo soy de Puerto Rico. Ha sido difícil estar lejos de mi familia y amigos por tanto tiempo mientras recibo el tratamiento. Crear arte me ha ayudado a expresar mis sentimientos. También he aprendido a ver el lado bueno de las cosas mientras atravieso esta larga y difícil experiencia.

Una actitud y una perspectiva positivas hacen la diferencia en lo que sea que estás viviendo; algo que el equipo de Vida Infantil también me dice. La Muestra de Arte Adolescente es una de las muchas experiencias positivas que tengo en St. Jude.

Comenzamos nuestros proyectos recibiendo los materiales. Luego nos enteramos de la fecha de la muestra. Es emocionante pero siento un poco de ansiedad al pensar qué decir cuando presentemos nuestro trabajo en la muestra.

Los especialistas en vida infantil me alientan a continuar dibujando y pintando porque saben que es mi pasión. Hacer arte muestra una parte diferente de mí: no la luchadora que está batallando contra el cáncer, sino la artista y la adolescente que ha atravesado por algunas cosas más que otros adolescentes.

Karina Perez-Ortiz 

 

Me entusiasma pensar que otros pacientes, familias y visitantes del hospital caminarán a través de la galería y de alguna forma sentir que me conocen a través de mi obra artística. Me alegra ver que otros pacientes refuerzan su autoestima cuando ven lo que han creado y que se exhibe durante un año entero para que todos lo vean.

Cada vez que camine por el hospital durante el año siguiente, podré ver mi creación y recordar cuánto me divertí haciéndola. No importa lo que yo u otros pacientes estábamos atravesando en ese momento, logramos hacer algo hermoso y único.

Karina Perez-Ortiz ha sido paciente de St. Jude desde 2014 y ha participado en la Muestra de Arte Adolescente de St. Jude todos los años desde 2015.